Just another WordPress.com site

Cómo pude librarme de la violencia y desatar nudos es un hecho en mi vida. Quizá debería comenzar por el principio, desde mi infancia, donde diversas terapias dicen que es el comienzo del camino de estas vivencias. Sin embargo voy a tratar diferentes etapas de acuerdo al tema que desarrollemos buscando de alguna manera una salida.

La violencia, en sus diversas formas, puede superarse principalmente sanando la autoestima. Aquí es donde casi todos nosotros tendemos a fallar, no le damos  importancia cuando nos invade el problema, sólo pensamos en lo mal que nos va y sólo visualizamos los momentos negativos (a veces muy difíciles, mas que negativos) y como seres humanos complejos y simples a la vez, se nos complica bastante salir adelante.

Desatar estos nudos que nos asfixian es un tema delicado, debemos ir paso a paso, el más mínimo avance cuenta, es muy importante, aunque quizás no le demos el valor y lo más probable es que sigamos mirando lo negativo.

Es fundamental tomar conciencia y darse cuenta que estamos en el camino errado, para poder comenzar a recorrer  el que nos llevará a ser libres, libres de violencia en todos sus aspectos, de leves o sutiles a las más tristes y despiadadas. Hay que tomar coraje y creer en  nuestro poder para salir adelante. A veces es difícil pero se puede.

Confieso que “fui víctima” y salí adelante , de a poco y hoy en día puedo compartir estas vivencias para mostrarte, quizás guiarte , en  diferentes etapas, con diferentes personas, con distintas técnicas, el abordaje de sanar la autoestima propia para así también ayudar a nuestros hijos a sanar heridas de haber vivido tambien ellos, momentos difíciles junto a nosotros/as.

Mi niñez la recuerdo triste, escuché constantes peleas entre mis padres y en mis primeros años tambien de mi tío. También sufrí maltrato psicológico por hacerme sentir culpable de muchas cosas  y por ser insultada, siempre presionada a hacer todo bien.., vivir con  miedo a los cachetazos o tirones de cabello por cuestiones mínimas.Sentir una melancolía continua, casi tristeza, que la recuerdo desde los 4 años aproximadamente. Ver escenas de discusiones con insultos, también golpes y caídas o roturas de algun objeto de la casa. Estar pegados con mis hermanitos en algún lugar de la habitación, pensando , inocentes, que así nos protegíamos de ese miedo.

Seguramente este fue el comienzo del tránsito por la violencia y el pisoteo de la autoestima en mi vida. Por lo general dicen los padres de la psicología que en la infancia se queda grabado a fuego la impronta de la personalidad que formaremos hasta que seamos adultos. Y tal cual, cuando tomamos conciencia, debemos trabajar en la sanación de esa niña/niño que sufrieron tanto, claro que para este momento ya estamos grandes..y hay que trabajar para sanar.

Me gustaría que puedas expresarte, compartir lo que te pasa y ayudarnos mutuamente todos.

Erradicar la violencia es en nuestro mundo una asignatura pendiente.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: