Just another WordPress.com site

“Aquella noche me sentí tan sola, tan destruída, tan triste…Estaba con mi beba de 5 meses esperando que llegara mi marido, eran las 2 de la madrugada de un viernes. El no llegaba, no llamaba, estaba desesperada atenta a todos los ruidos del edificio, sólo se escuchó el elevador que no llegó a nuestro piso. No comprendo que me pasó en ese instante de desequilibrio, mi mente estaba en blanco, el único fin era encontrarlo…, tapé a mi beba que dormía en la cuna profundamente y salí así como estaba en pijamas…, caminé rápido por las calles medio oscuras del barrio hasta la avenida…, sabía dónde podía estar El…, me costaba caminar y respiraba entrecortado. Llegué a esa esquina al local de juegos de video.., mi marido estaba ahí. Cuando me vio salió rápido y con esa mirada de odio, me agarró del brazo y llevó rápido al departamento…, me insultó, me trató de mala madre ( ahí reaccioné y sentí mucha culpa por dejar a mi beba sola..), empezó a empujarme y pegarme, yo no era de quedarme quieta ahí, me defendía como podía, pero El era alto y de gran contextura entonces me lastimaba. El no dió ninguna explicación de por qué no venía a casa y estaba con sus amigos…, sólo me golpeaba e insultaba. Mi cara sangraba, me marcó el cuello, mis piernas estaban amoratadas y doloridas… Agarré a mi beba , la envolví en una frazada, y así como estaba corrí como pude a la comisaría , que estaba a dos cuadras, entré a denunciarlo, me dejaron esperando junto a otra mujer que sangraba con cortes en su cara y sus brazos…, después de un rato largo me atendieron , tomaron nota, dijeron que lo citarían… me llevaron a hablar con el subcomisario quien me preguntaba sobre nuestra relación y me decía que tratara de recomponer lo que pudiera, que tuviera paciencia…Tan mal me sentí esa madrugada.., tan sola, tan triste, tan lastimada , con mucho miedo, y con el desconcierto de una denuncia que parecía haber caído en el vacío….”

La vida en pareja sufriendo violencia emocional, psicológica y/o física es un tormento que reprime tu mente, destroza tu autoestima, consume tus fuerzas, deprime tus sentimientos, esclaviza tu mente por lo cual paraliza con miedo tu accionar. Tú no puedes seguir en esta forma de vida, que destruye también la autoestima de tus hijos, pues ellos aún siendo bebés graban en sus inconcientes todo este tormento, que deberá ser tratado tempranamente para que no afecte su vida de adultos.

Probablemente Tú te sientas identificada con este artículo, esta historia relatada arriba, la cual muestra que la violencia física se instaló en la pareja. Por lo cual siempre repito que la violencia emocional debe tratarse desde los inicios, desde los primeros maltratos o indicios de maltratos o controles de parte de la pareja, pues dejando pasar todo esto, sin actuar, sin poner límites, la violencia se torna más fuerte llegando a estos estados de maltratos físicos, y en muchos casos graves, con lo cual es necesaria la intervención de la justicia (que debe ser más precisa en cuanto a la protección de la mujer maltratada y sus hijos), y también requerirá atención médica y psicológica en la mayoría de casos.

Qué experimenta entonces esta mujer golpeada, maltratada, que puedes ser Tú que estás aquí ahora?

La gran mayoría de mujeres maltratadas , cuando van al hospital por los golpes o su angustia etc., no se animan a decir que son víctimas de violencia doméstica, entonces los médicos de urgencias o bien los psiquiatras y psicólogos que suelen intervenir , observan quizás gestos o maneras de hablar que están mostrando indirectamente que la paciente es víctima de violencia, como asimismo los signos, síntomas y lesiones también hablan por si mismos.

Lo más frecuente en víctimas de violencia familiar son las lesiones físicas, que también se presentan con síntomas médicos y psiquiátricos. La localización más frecuente de las lesiones físicas son en cara, cuello, también en tórax, abdomen, etc. También son frecuentes traumatismos en ojos, orejas, pérdida auditiva, fractura de los maxilares o hueso de la nariz. Además síntomas de que la mujer víctima ha tratado de defenderse con lo cual presenta fractura o hematomas en antebrazos. Muchas veces el agresor no permite que la víctima salga de su casa para buscar ayuda médica,entonces acuden a emergencias cuando ya transcurrió un tiempo desde la agresión, y éstas aparecen como hematomas o desgarros parcialmente curados.

La mujer víctima de violencia física muestra diferentes síntomas médicos, resultado del estrés generado por todas las situaciones violentas que vive.También estos síntomas pueden ser utilizados para sentirse segura o protegida dentro de un hospital. Estudios demuestran por ejemplo, que muchas mujeres con trastornos digestivos han sufrido o están sufriendo maltrato. Generalmente las mujeres sometidas a violencia se presentan en los centros médicos y hospitales con ansiedad, depresión, trastornos del sueño, del apetito, palpitaciones, mareos, disnea o dolor en el tórax.

También las mujeres víctimas de violencia psicológica y física presentan síntomas psiquiátricos tales como ansiedad, hiperventilación, ataques de angustia, disociación y fobias, como trastorno de estrés postraumático. También se produce el consumo de alcohol y drogas como consecuencia de la violencia doméstica.

Tú no debes pasar por este tormento, este sufrimiento, esta violencia física que lastima tu cuerpo y tu mente intensamente. Esta violencia instalada que también afecta a tus niños que ven o escuchan, y esto deja una huella grabada en sus inconcientes. Debes frenar esta violencia! Tú debes valorarte, abrir los ojos, despertar!!! para salir y sacar a tus hijos de ahí!. Es posible!, pues no es mágico, llevará un trabajo de valoración conciente de tu ser y trabajar en recuperar tu autoestima, paso a paso y sin mirar atrás! Por Tí y tus hijos comienza a valorarte.Debes empezar por tí y así infundir el valor a tus niños.

” NO BASTA SABER, SE DEBE TAMBIÉN APLICAR. NO ES SUFICIENTE QUERER, SE DEBE TAMBIEN HACER”. Johann W.Goethe.

Es urgente que salgas de la violencia y que lo hagas desde el inicio, desde las más sutiles señales, para atacar el problema a tiempo. Debes recuperar la confianza en Tí y así comenzarás a mejorar paso a paso adquiriendo seguridad , y con confianza y seguridad obtendrás:

  • entendimiento y valor para resolver los problemas
  • podrás tomar el mejor camino para encontrar la salida (hacer las denuncias, recurrir a la justicia, buscar ayuda profesional y protección, etc )
  • sabrás cuidarte a ti misma y a tu hijos

POR LA ERRADICACIÓN DE LA VIOLENCIA EMOCIONAL, PSICOLÓGICA Y FÍSICA EN LA PAREJA, LA FAMILIA Y LAS SOCIEDADES.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: