Just another WordPress.com site

Tú que estás viviendo violencia en tu hogar, quizás hace un tiempo también estés padeciendo el maltrato de tus propios hijos.  Desgraciadamente este tema , podríamos decir que no es de público conocimiento, está tapado por vergüenza o por esperanzas de cambio en muchos casos.

 “Pablo, mi hijo de 16 años, había salido esa noche con sus amigos a un baile. Yo me sentía angustiada porque hacía tiempo que no volvía a casa en horarios que yo le decía, y también ha faltado varios días en casa. Ahora tenía miedo que volviera a pasar…

Antes de salir de casa , y ante mis recomendaciones de cuidado y horarios, me insultó, gritó, y se fue diciendo que lo dejara tranquilo, y que volvería tarde…se alejó de mí como tantas veces.

A la mañana siguiente no había llegado a casa, pasó todo el día y no tenía noticias de El, me sentía muy nerviosa y con temor que le hubiera pasado algo. Llegó por la noche, entró golpeando la puerta, le pregunté como estaba y me empujó diciendo que me callara, sus ojos estaban rojos rastro de que había consumido alguna sustancia. Me asomé a la puerta de su habitación para ofrecerle de cenar , y El saltó de la cama y me tomó del cuello apretándome fuerte con su mirada perdida, insultándome y diciendo que lo deje solo porque si volvía me pegaba una trompada. 

Soy una mamá golpeada, mi hijo Pablo es violento conmigo y ya no sé qué hacer, cuando esto empezó lo llevé a terapia unos años, cuando creció y se hizo adolescente se fue de mis manos, se la pasaba en la calle y volvía ebrio , hasta que un día llegó drogado. Me pegó varias veces. Hoy en día no sé cómo hacer para llevarlo conmigo a una rehabilitación….”

Todas las relaciones violentas lastiman, separan, cavan una fosa profunda entre las personas, destruyen la calidad de vida y la unión familiar en estos casos.

Estos casos necesitan una contención profesional de la madre y este hijo violento, porque no es como la situación de un marido golpeador al que hay que “sacar de la casa”, sino que en este caso se trata de ayudar a la madre a romper los círculos viciosos de violencia en el hogar para recuperar el vínculo con su hijo.

GRATIS REPORTE Y AUDIOS. Los primeros pasos para salir de la violencia emocional. Haz clic aquí.

Estos casos de hijos violentos tampoco distinguen clases sociales, se dan en todas, y están bastante ocultas. Sin embargo la clase media es la que más se anima a denunciar estos maltratos y trata de buscar una salida.

Por lo general son mujeres separadas, viudas o madres solteras, y que han criado solas a sus hijos, sin presencia masculina en el hogar.  Y algunas que están casadas o en pareja, el hombre no se hace cargo o está muy poco en la casa y no hace nada para frenar esta violencia (y pensemos que también están los hombres que a su vez también maltratan a su mujer y asimismo el hijo empieza a copiar ese modelo también lastimando a su propia madre).

Se suele dar en hijos adolescentes a partir de los 14 años, tanto mujeres como varones, y casi siempre estos hijos tienen problemas de adicciones, problemas psiquiátricos o antecedentes de padres violentos.

Con todo esto podríamos decir en primera instancia, que los padres de estos “hijos tiranos” fueron ineptos en la educación , pero   no es así en todos los casos.  Claro que hay pruebas de hijos indisciplinados y violentos sin que los padres sean los culpables, sino  porque quizás los criaron como pudieron pero quizás lo hubieran hecho mejor y sin estas consecuencias, si hubieran consultado tempranamente a profesionales.

También hay padres y madres negligentes que no prestan debida atención a sus hijos , o bien no saben cómo educarlos, o bien en casos graves , familias que maltratan a sus hijos, o los descuidan emocionalmente o en su salud, y también conviven en medio de la violencia doméstica, con padres alcohólicos o delicuentes , y entonces los hijos reproducen estos patrones de marginación y delincuencia.

En estas sociedades actuales han varios factores que están afectando a los hijos , también colaborando con este síndrome de hijos tiranos:

  • No se educa la conciencia
  • Problemas en las relaciones de pareja (y muchas mamás educando solas)
  • Algunos padres responsables, a su vez están sometidos a gran estrés laboral (y esto los aleja de poder ayudar a sus hijos en la detección temprana de conflictos)
  • Error: se evita que los jóvenes tomen responsabilidades tempranamente, se demora mucho.
  • Las sociedades presentan un consumo alocado: todo tiene que obtenerse rápido
  • Posibilidades por todos lados para prácticas insanas: pornografía, alcohol y drogas.
Las madres golpeadas por sus hijos requieren ayuda psicológica para poder tratar de encausar la situación con sus hijos, entendiendo y abordando el problema para salir del círculo de violencia, y también debe ser tratado el niño o el joven lo más tempranamente posible.
Si Tú estás padeciendo estos maltratos, busca ayuda, habla, no calles más….necesitas recomponer tu vida, valorarte y en lo posible tratar de recuperar a tu hijo.
ERRADICANDO LA VIOLENCIA EN LA PAREJA Y LA FAMILIA.
GRATIS REPORTE Y AUDIOS. Los primeros pasos para salir de la violencia emocional. Haz clic aquí.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: