Just another WordPress.com site

“En los primeros años de escuela, Lucas era muy buen alumno, iba tranquilo a clases y socializaba con sus pares. A partir del 4to. grado comenzaron los maltratos de algunos compañeros, insultos, le sacaban los útiles, pasaban papeles con amenazas de golpes, etc.

En los recreos , de alguna manera, lo acorralaban donde los maestros no vieran para darle patadas y empujones. yo lo llevaba y traía siempre de la Escuela y más aún cuando notaba que El ya no mostraba el mismo entusiasmo de los comienzos. Varios días, a la salida de la Escuela, notaba su cara pálida y seria, cuando llegabamos a casa casi no quería hablar del día, hasta que uno de esos días noté un terrible moretón en su pierna y otro en su brazo.

Después de intentar muchas veces para que cuente, logré saber que lo estaban acorralando cada vez para pegarle mientras lo insultaban, y los maestros ni se enteraban.  Pronto fui a la Dirección de la Escuela para avisar de estos maltratos y dijeron que lo vigilarían. Sin embargo ellos tenían que saber quienes eran esos chicos violentos porque andan en grupos.

Al tiempo se calmó algo el tema, pero mi hijo igual  no iba tranquilo a la Escuela. Tampoco rendía como otros años, sus calificaciones bajaron, no podía concentrarse en el estudio, empezó a aislarse. Yo seguía hablando todas las semanas con los directivos y ellos decían tener controlado el asunto y hacer los papeles y las citas correspondientes a los padres de los otros chicos, sin embargo estos padres no aparecían a las reuniones.

Un día me llaman del hospital de la zona avisando que Lucas estaba en observación. Fui desesperada y me encontré a mi hijo con un corte en la cabeza que tuvieron que coser, moretones en la cara, el pecho, los brazos..lo llevaban a rayos porque también tenía una fisura de mandíbula… Lucas no puede ir más a esa Escuela, las autoridades no pueden contactar a los padres de los violentos, a pesar de mis denuncias estos chicos solo fueron sancionados, llevados a la asistente y controlados , supongo, pero siguen en la Escuela, y si no se toman medidas más duras, seguirán molestando y lastimando a otros chicos.

Es una injusticia lo que está ocurriendo con la violencia en las escuelas, es injusto que Lucas esté  todo lastimado y tenga que cambiarlo de lugar. El ya no es el mismo, se enfermó psicológicamente llevando consigo un trauma que no se merecía, que El no buscó…, que es producto de chicos  y chicas que ejercen violencia y donde sus familias tienen la responsabilidad y no la asumen…”

La violencia escolar o bullying, creciente en nuestras escuelas, se está dando con mayor frecuencia y también con mayor violencia. En los pasillos, en los patios, en los baños o en los juegos de las Escuelas, como también al entrar al colegio o a la salida, especialmente donde adultos y padres no están, no ven  ( o bien están y “no quieren ver” “no quieren meterse”, otra forma de participar en esta violencia ), la violencia crece y puede transformarse en extrema , llevando a hospitalizar dejando con secuelas a muchos niños y jóvenes, o puede conducir a la muerte o al suicidio.

La causas de estas actitudes de generar conflicto , o bien de violencia explícita que se da entre los alumnos, pueden ser múltiples, y tendrían origen en factores personales, familiares, escolares, en la  relación con los demás chicos, también por los medios de comunicación, etc.  Veamos un poco los factores personales y familiares :

Factores personales:

Impulsividad: es un problema innato, en el cual se pierde el control del dominio de la agresividad. Este control se debe producir durante el desarrollo del niño, mediante el control puede sustituir la agresión por una respuesta verbal, aprendiendo a razonar, explicar, discutir un tema etc. En los niños impulsivos este proceso de control es más lento y requiere mucha educación y constancia para  guiarlos en aprender conductas de comportamiento social y controlar los impulsos.

Empatía: como respuesta emocional, es reconocer el estado emocional de la otra persona, desarrollar la emoción de ponerse en el lugar del otro y reconocer su estado. Esto también se desarrolla durante el crecimiento del niño.

Adaptación escolar: se ha detectado que problemas escolares tales como poco rendimiento escolar, bajas notas, repetir cursos, o en casos graves expulsiones de la escuela, se relacionan con las conductas agresivas en adolescentes (provocan peleas, caen en delincuencia, llevan armas a la escuela, etc). Los alumnos con bajo rendimiento tienen casi el doble de probabilidad de sufrir violencia, y aquellos que “ya están relegados por su bajo rendimiento” corren mayor riesgo de sufrir más exclusión a través de la violencia ejercida por ellos mismos , o bien ser víctimas de violencia.

Estos factores, sin tratamiento ni intervención educativa tienden a incrementarse, trayendo problemas de concentración, frustración, y también pocas expectativas de resolver los problemas sin agresión.

Factores familiares:

La violencia es un fenómeno aprendido, y la primera ocasión para el comportamiento violento surge por lo general en el hogar, observando a padres, hermanos u otros familiares , amigos, vecinos, etc.  El maltrato de los padres y madres hacia los hijos, toda actitud o comportamiento agresivo que los niños venel el hogar, los “premios” que algunos padres dan (desastrosa actitud)  a sus hijos por comportamientos agresivos, son mecanismos mediante los cuales los niños aprenden la violencia desde muy chiquitos, y la reproducen en los ambientes donde van.

Entonces, los padres o tutores de los niños están transmitiendo la violencia por medio de

  • transmisión de valores, por sus propio accionar violento o aprobando la violencia de sus hijos
  • con la falta de vínculos afectuosos con los miembros de la familia
  • permitiendo y estableciendo conductas antisociales, con métodos que ellos mismos utilizan para lograr “sus deseos” en sus hijos.

Por tanto podemos decir que: la violencia familiar, doméstica, con maltrato dirigido hacia los niños como asi también a sus madres, deviene en un ambiente familiar deprimido, empobrecido, denigrado; esto a la vez causa problemas en el desarrollo de los niños , los cuales se manifiestan al ingresar a la Escuela.

En general, muchas personas recordamos situaciones escolares de trato abusivo entre compañeros, quizás muchos le hemos vivido también. Quizás algún niño o niña maltrataba mediante burlas, insultos, ridiculizaciones o rumores, etc. Esto ha existido siempre, pero en la actualidad “hay falta de contención de la familia y la sociedad en general” , y sumado esto a un niño con personalidad frágil o cerrada, llevan a que “ser maltratado y excluído del grupo” pueda producir reacciones impredecibles o terminales como el suicidio o el homicidio.

Es fundamental concientizar a toda la comunidad educativa sobre el acoso escolar, como también informar y sensibilizar para la detección temprana, programar estrategias de prevención.  Como así también promover la formación de los padres sobre el acoso, y promover encuentros entre docentes y familias.  Una tarea faraónica que equivaldrá a un cambio de conciencias en los padres en primer lugar, dado que la familia es la primera formadora de estos futuros niños, adolescentes y adultos.

POR LA ERRADICACIÓN DE LA VIOLENCIA EN TODAS SUS FORMAS, EN LA FAMILIA , LA PAREJA, Y LA SOCIEDAD.

Audios y Reporte Gratis. Los primeros pasos para salir de la violencia emocional en la pareja. Haz click aquí.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: