Just another WordPress.com site

Cada día son más las mujeres asesinadas, o lastimadas al punto de arruinar sus cuerpos y mentes por el resto de sus vidas. La violencia recrudece en el mundo entero, sea por razones económicas, de raza, de género; existen miles de mujeres maltratadas que siguen conviviendo por diversas razones, o abandonadas y dejadas en las calles , muchas con sus hijos; existen mujeres acosadas verbal, emocional y físicamente no sólo en sus casas, sino también en sus trabajos, en búsqueda de trabajos (donde abundan las proposiciones abusivas entrando así en violencia sexual) , en lugares públicos, etc.

Tú que estás aquí ahora, y estás soportando violencia en cualquiera de sus formas, tienes que tomar fuerzas y dar el gran paso hacia la salida del círculo , venciendo la parálisis que provoca el miedo, ese miedo que a lo mejor se instaló en Ti , producto de sufrir años de maltratos de tu pareja. Claro que es un camino con altos y bajos, es un camino trabajoso, pero puedes transitarlo, puedes lograrlo, no te quedes en esta zona de peligro, si la violencia aumenta, quizás encuentres la muerte. Así de duro, así de reaL

Es de público conocimiento que el hombre es, en mayor porcentaje, el perpetrador de violencia doméstica con la terrible consecuencia del asesinato, en los casos de extrema gravedad, cuestión que es noticia diariamente en los últimos tiempos. El hombre trata de ejercer “el derecho de propiedad sobre la mujer”, de ahí en más, y por diversos motivos principalmente los celos enfermos, llegan a matar a sus esposas traspasando todos los límites.

Y lamentablemente por cada mujer/esposa asesinada, hay cientos y cientos que están siendo maltratadas, golpeadas, amenazadas, humilladas, etc. En los asesinatos hay un patrón de locura que desemboca en esta desgracia, y gira en torno de celos, adulterio y el “sentido de propiedad” del hombre hacia su esposa.

Las mujeres asesinadas a manos de sus maridos, ex maridos, novios o ex novios, la mayoría sufrían de abusos físicos y/o psicológicos antes del femicidio. En algunos casos documentados por denuncias, o comentarios de testigos, vecinos o familiares. En el caso de hombres denunciados, podemos decir que la justicia tiene ya un perfil violento , y del peligro que corría la mujer a su lado, antes de producirse el asesinato.

Pero la mujer golpeada muchas veces minimiza el peligro para que no la paralice el miedo, y muchas veces “no ve o no puede ver” la amenaza de asesinato inminente por parte de su pareja. Entonces, en estos casos, el sistema de protección judicial y/o policial de estas mujeres en peligro inminente, falla por completo, dejándolas desamparadas a merced del hombre violento. La mayoría de las mujeres golpeadas y asesinadas por sus maltratadores, son aquellas que intentaron abandonar , o bien abandonaron al golpeador.

Así este ex marido/pareja al no poder aceptar la “pérdida de control sobre su pareja” que lo abandonó, recurren a la “última forma de control”: el asesinato. Es de destacar que las mujeres asesinadas mayormente estaban casadas, sin embargo es notable la cantidad de femicidios que se comenten por “ex parejas / maridos”, separados desde hace cierto tiempo de sus mujeres.

Los femicidios, asesinatos de mujeres, comienzan por lo general por una discusión grave y descontrolada. Las esposas son las víctimas más frecuentes, las novias o ex novias, y las concubinas son asesinadas con más frecuencia que las ex esposas. Mujeres de todas las edades son potenciales víctimas de femicidio, que es el acto final de violencia contra la mujer.

Entonces es fundamental destacar que los femicidios , al ser el acto final de violencia contra la mujer, denota que antes existió violencia emocional y física en la pareja cuando convivían.Esto implica que se deben aplicar estrategias educativas y clínicas encaminadas a evitar la violencia familiar.

A las mujeres y varones se nos han adjudicado diferentes roles, espacios, tareas, derechos y responsabilidades, desde tiempos antiguos. Pero en las sociedades, ambos géneros femenino y masculino, convirtieron las diferencias en desigualdades. A lo masculino se le otorgó poder sobre lo femenino. Los Hombres han ejercido y continúan ejerciendo violencia (verbal, emocional, psicológica, física) reafirmando la desigualdad.

Además, y muy importante, la violencia de género contra los niños y adolescentes sigue creciendo y es casi invisible. Es muy importante y fundamental educar desde la familia a los hijos, terminar con el mito de que la masculinidad implica agresividad. Promover el respeto por las personas , darle el lugar a las niñas fomentando su autoestima, evitando una futura mujer maltratada.

ERRADICANDO LA VIOLENCIA EMOCIONAL, PSICOLÓGICA Y FÍSICA EN LA PAREJA Y LA FAMILIA.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Nube de etiquetas

A %d blogueros les gusta esto: