Just another WordPress.com site

Archivo para la Categoría "angustia y tristeza"

Hijos violentos Madres golpeadas Emisión Broadcast

http://www.spreaker.com/embed/player/standard?autoplay=false&color=0068c9&episode_id=1096490

“Soy una mamá golpeada, mi hijo Pablo es violento conmigo y ya no sé qué hacer, cuando esto empezó lo llevé a terapia unos años, cuando creció y se hizo adolescente se fue de mis manos, se la pasaba en la calle y volvía ebrio , hasta que un día llegó drogado. Me pegó varias veces. Hoy en día no sé cómo hacer para llevarlo conmigo a una rehabilitación….”

Identidad Ausente:”Pégame pero no me dejes..” Tu Autoestima destruída

 

 

Muchas veces nos encontramos en tal situación de violencia instalada y dominante de parte del abusador, que paso a paso vamos destrozando nuestra personalidad, nuestros valores. Quedamos atadas y “ciegas”, tanto que llegamos a decir frases como “no importa si me empuja o me pega, no quiero que me deje..”, esto es totalmente triste y da fe de una mujer devastada.

“Aquella noche de sábado, El apareció con sus amigos en casa, sin avisarme sin consultarme. Nuestro bebé tenía que dormir pero ese griterío lo despertaba. El quizo que cocinara para todos, era tarde, pero no le importaba, en una hora aproximada estaban comiendo unas simples pizzas, y yo estaba agotada.En sus conversaciones con sus amigos me rebajaba, criticaba la comida, casi no podía decir palabra porque El me trataba de ignorante y estúpida. Nuestro hijo lloraba pues quería dormir, pero El me gritaba que callara al niño que lo atendiera, El no se dignó a ver cómo estaba su hijo. Pasaron unas horas, eran las 4 de madrugada y salía de casa con sus amigos, en realidad salía El también con ellos, y le pregunté si volvía pronto,    pero me insultó y con su cara de odio me dijo que me calle.Golpeó la puerta y salió. Pasaron horas, yo no dormía bien, me despertaba cada media hora sobresaltada, nerviosa y con miedo, quería que volviera y a la vez temía que me pegara o me empujara porque no le gustaba que le pregunte nada… Era ya de día, había sol, cuando me desperté asustada por el golpe de la puerta: había llegado. Vino hasta la cama y se me acercó, olía a alcohol, me agarró del brazo y me llevó casi arrastrando al comedor, me empujó contra la pared y me agarró del cuello, insultándome y gritando que no lo controle, que El volvía cuando quería, que nunca más le pregunte delante de sus amigos.., mientras me gritaba con su cara pegada a la mía ya me estaba ahogando, me soltó, y volvió a empujarme contra la pared…”estúpida, basura!, no me jodas más!”…me dijo, y se fue a dormir. Yo me quedé llorando sentada en el piso, mi hijito despertó y fui rápido a calmarlo para que no lo despierte a El y volviera a empujarme…porque en definitiva yo quería seguir a su lado…”

Probablemente te sientas identificada con este relato, donde tristemente podemos ver a una mujer ya dependiente, esclavizada, menospreciada, con miedo y con sus valores como persona ausentes.

AUDIOS Y REPORTE GRATIS. Los primeros pasos para salir de la violencia emocional.Haz clic aquí.

Los mecanismos por los que los hombres abusadores ejercen control, están muy relacionados con la reducción de la autoestima, la pérdida de identidad, la disminución de la integridad física de la mujer, y una depresión que va debilitando y destruyendo las esperanzas en la mujer. En este estado la mujer pierde capacidades personales y la invalida para enfrentar al abusador.

Al debilitarse la autoestima es fácil creer que probablemente “merecemos el maltrato” , que “somos un fracaso” y que casi no valemos nada.  La degradación, el aislamiento y la “cosificación” que experimenta la mujer, a su vez la convence de que tiene poco valor.

Tal es que , como vemos en el relato arriba citado, la autoestima queda destrozada. El sentimiento de desvalorización producto del abuso, refuerza la creencia de la mujer en que debe aceptar ese abuso. Y muchas veces el abuso mismo provoca respuestas psicológicas que permiten a su pareja continuar o empeorar estos abusos, tales como el abuso físico que destruyen la autoestima y contribuyen en muchos casos, a mantener esa relación perversa.

La reducción de la autoestima deja paso al abusador para ejercer más control. También la pérdida de identidad, la discapacidad física y la depresión son elementos que el abusador utilizará a su favor.

Socavando tu autoestima por tu pareja abusadora, también se produce progresivamente la pérdida de identidad. La constante degradación, maltratos psicológicos y físicos, hunden a la mujer en un abismo en el cual ya no puede identificar quién es. Esta mujer queda más imposibilitada aún ante el maltratador.

Así para poder pensar en encarar una vida independiente de su pareja, tiene que apoyarse en sus habilidades y talentos que forman parte de su personalidad, pero la mujer tan maltratada ya no tiene más acceso a estos recursos, ya que también se pisoteó su identidad y creen carecer de tales destrezas y capacidades. Este proceso se da en forma sutil y con el tiempo, y la mujer suele sentirse muy confundida e inseguras.

Todas estas formas de abuso de poder, se dan en esta red de terror de violencia emocional que padece la mujer maltratada con el paso del tiempo junto a su pareja abusadora.

Lógicamente, repito, es fundamental “ver” reconocer la violencia emocional desde los inicios, y así poner un freno, fijar pautas, ver que se cumplan, o bien terminar la relación. Sin embargo estando ya sumergida en esta situación, busca ayuda legal, judicial, asistencia social, donde estés, no calles, despierta porque no puedes seguir destrozando aún más tus valores, tu vida.

mientras, poco a poco, despierta! y comienza a darte valor, practica tranquila:

Aprender a decir NO. Poner límites, no hacer todo “para agradar”, o hacer cosas que no puedes o que van en contra de tus fuerzas.

Llenar tu mente de cosas positivas.

No te autoreproches, ni critiques, no te hagas responsable por agradarle.

POR LA ERRADICACIÓN DE LA VIOLENCIA EMOCIONAL, PSICOLÓGICA Y FÍSICA EN LA PAREJA Y LA FAMILIA.

AUDIOS Y REPORTE GRATIS. Los primeros pasos para salir de la violencia emocional.Haz clic aquí.

AMENAZA DE ATAQUE INMINENTE.ESPERANDO LOS GOLPES.VIOLENCIA EMOCIONAL Y FÍSICA

Tú estás viviendo en violencia, con violencia, temblando y taladrando tu mente con temores , temores que desgraciadamente se vuelven reales en tu hogar, cuando El llega a la casa, horas después de que llega a la casa, quizás cuando casi se están por dormir…, Tú estás con la incertidumbre de ese ” ahora se levanta y me pega” ” me va a gritar de nuevo..tengo miedo que me pegue fuerte” ” Dios que no me viole..”. Este horror de pensamientos que se suceden por tu mente casi en forma continua desde que está por llegar a la casa, cuando entra y todo el tiempo que está en ella, te están destruyendo.

Todos estos pensamientos de temor, los padecimientos en el cuerpo, ese miedo hecho síntomas en tu cuerpo: temblores, taquicardia, dificultad para respirar, nudos en el estómago, hormigueo en pies y manos, mareos, sobresaltos, etc, etc, un montón de síntomas van sucediendo en tu cuerpo mientras estás “como esperando esa golpiza”.., mientras todas tus células, tus órganos se van enfermando poco a poco, tu mente parece estallar en pedazos, mientras pasan las horas rogando a Dios que El se vaya a trabajar o lo que sea…

En las mujeres abusadas, la amenaza de un ataque y el hecho de que ocurra acarrean un intenso miedo al dolor, al daño físico y a la muerte. La primera agresión graba una impronta de temor que destruye la confianza y la seguridad física, y al percibirse los futuros ataques como imprevisibles e inevitables, se crea un clima de riesgo continuo , de temor y angustia. Y a tal punto este temor es tan avasallador que en algunas mujeres se transforma “en una especie de alivio” cuando saben que la agresión está por comenzar o que ya ha comenzado, por qué? porque para ellas termina la tortura de “esperar que llegue ese momento de agresión” y aguantan porque saben que después el otro se calma. (más…)

DEPRESION Y VIOLENCIA EMOCIONAL. Salir del Círculo…

Tú que estás viviendo bajo violencia emocional continua y por lo tanto siendo maltratada debido a la violencia de tu pareja con  constantes agresiones,haciéndote sentir culpabilidad, y Tú estás sumida en un sentimiento de fracaso, vergüenza,  soledad,  falta de apoyo, la descalificación y desvalorización constante. Como también sientes impotencia, desesperanza y frustración,  y todo esto provoca sentimientos de tristeza o incluso un cuadro depresivo . Los síntomas pueden incluir: apatía, fatiga o cansancio, pérdida de peso, problemas de alimentación y de sueño y poca concentración. Pueden en algunos casos avanzados tener pensamientos de muerte o ideas suicidas.

La autoridad y el control total que tu pareja tiene sobre tu vida, hacen que te encuentres  desposeída de tu capacidad para expresar tu voluntad y tus deseos. Eventualmente, Tú estás perdiendo contacto contigo misma, lo que te lleva a sentirte incapaz  de pensar, sentir y actuar independientemente. Y Esto va destruyendo tu personalidad.

Y lo preocupante es que muchas mujeres hacen una negación de esta realidad que viven. La negación se refiere al rechazo involuntario de reconocer que se vive una situación de violencia. Puede tomar varias formas: (más…)

Enterrada en la violencia, sin autoestima. Recupera tus valores

Existe un colectivo mental de mujeres viviendo violencia psicológica, lamentablemente esto es moneda corriente en nuestros días, tanto en la familia como fuera del hogar, en la calle, en eventos o en una simple compra de supermercado . Esto lo vivimos en todos lados personalmente,  o bien en la noticias en los medios de comunicación, y lo mas grave es que como no es tratada a tiempo termina en la fase mas grave:la violencia física, y ésta hoy en día esta “matando” a muchas mujeres.

Es fundamental erradicar la violencia en todas sus formas empezando por la pareja, el matrimonio, dado que ellos son la cabeza de la familia y por ende deben guiarla, guiar a los hijos, cuidarlos, no generarles heridas psicologicas que de adultos son mas trabajosas de erradicar.

Recuperar tu autoestima es uno de los pilares fundamentales para salir de la violencia emocional, Tu debes estar bien , valorarte y poco a poco ser libre y decidir cómo seguir con la relacion, si mejora o está igual.

La baja estima trae pensamientos de autoprivación, por ej de tener y no usar algo, de acumular, guardar y no disfrutar nada. Autoprivarte es creer que no puedes ganar nada que no tienes derecho ni permiso para ser feliz.  Entonces te pasa que:

(más…)

Violencia física y psicológica.Lesiones,golpes y miedo.Encontrando la salida

“Aquella noche me sentí tan sola, tan destruída, tan triste…Estaba con mi beba de 5 meses esperando que llegara mi marido, eran las 2 de la madrugada de un viernes. El no llegaba, no llamaba, estaba desesperada atenta a todos los ruidos del edificio, sólo se escuchó el elevador que no llegó a nuestro piso. No comprendo que me pasó en ese instante de desequilibrio, mi mente estaba en blanco, el único fin era encontrarlo…, tapé a mi beba que dormía en la cuna profundamente y salí así como estaba en pijamas…, caminé rápido por las calles medio oscuras del barrio hasta la avenida…, sabía dónde podía estar El…, me costaba caminar y respiraba entrecortado. Llegué a esa esquina al local de juegos de video.., mi marido estaba ahí. Cuando me vio salió rápido y con esa mirada de odio, me agarró del brazo y llevó rápido al departamento…, me insultó, me trató de mala madre ( ahí reaccioné y sentí mucha culpa por dejar a mi beba sola..), empezó a empujarme y pegarme, yo no era de quedarme quieta ahí, me defendía como podía, pero El era alto y de gran contextura entonces me lastimaba. El no dió ninguna explicación de por qué no venía a casa y estaba con sus amigos…, sólo me golpeaba e insultaba. Mi cara sangraba, me marcó el cuello, mis piernas estaban amoratadas y doloridas… Agarré a mi beba , la envolví en una frazada, y así como estaba corrí como pude a la comisaría , que estaba a dos cuadras, entré a denunciarlo, me dejaron esperando junto a otra mujer que sangraba con cortes en su cara y sus brazos…, después de un rato largo me atendieron , tomaron nota, dijeron que lo citarían… me llevaron a hablar con el subcomisario quien me preguntaba sobre nuestra relación y me decía que tratara de recomponer lo que pudiera, que tuviera paciencia…Tan mal me sentí esa madrugada.., tan sola, tan triste, tan lastimada , con mucho miedo, y con el desconcierto de una denuncia que parecía haber caído en el vacío….”

La vida en pareja sufriendo violencia emocional, psicológica y/o física es un tormento que reprime tu mente, destroza tu autoestima, consume tus fuerzas, deprime tus sentimientos, esclaviza tu mente por lo cual paraliza con miedo tu accionar. Tú no puedes seguir en esta forma de vida, que destruye también la autoestima de tus hijos, pues ellos aún siendo bebés graban en sus inconcientes todo este tormento, que deberá ser tratado tempranamente para que no afecte su vida de adultos.

Probablemente Tú te sientas identificada con este artículo, esta historia relatada arriba, la cual muestra que la violencia física se instaló en la pareja. Por lo cual siempre repito que la violencia emocional debe tratarse desde los inicios, desde los primeros maltratos o indicios de maltratos o controles de parte de la pareja, pues dejando pasar todo esto, sin actuar, sin poner límites, la violencia se torna más fuerte llegando a estos estados de maltratos físicos, y en muchos casos graves, con lo cual es necesaria la intervención de la justicia (que debe ser más precisa en cuanto a la protección de la mujer maltratada y sus hijos), y también requerirá atención médica y psicológica en la mayoría de casos.

Qué experimenta entonces esta mujer golpeada, maltratada, que puedes ser Tú que estás aquí ahora? (más…)

Violencia , maltrato y prostitución. Tu libertad despedazada…

Miles de mujeres viviendo violencia de género, emocional, psicológica y física, desgraciadamente también están siendo explotadas y prostituídas. Quizás sus proxenetas son sus propias parejas. Esta forma de explotación es violencia de género, una violencia terrible, silenciosa, aprobada, que conduce a niñas, niños y mujeres a la ruina de su dignidad como personas.

Algunos/as quizás no lo sientan así, otras como Tú quizás sí te sientas identificada en este grupo y por lo tanto con este artículo, que sólo intenta poner algo de luz en este tema manejado en las sombras.

La prostitución es la explotación, esclavitud y violencia de género más antigua que los hombres idearon para someter a las mujeres. Pensar en transformar esta explotación en “una profesión” no puede ser un camino viable. No se puede educar para la igualdad sabiendo que en un futuro las chicas pueden prostituirse viendo a otras haciéndolo o siendo sometidas a la fuerza a esta esclavitud, dado que también los chicos aprenden a temprana edad a satisfacer ese deseo teniendo algo de dinero para “comprar” tiempo con prostitutas.

Para que exista la “trata de personas” lo cual induce a la prostitución como violencia, obligando a estas personas a ejercerla, o bien que las mujeres “con el transcurso del tiempo lo tomen como un trabajo”,  entonces existe obviamente una demanda. Demanda de hombres que acuden a la prostitución como ejercicio del poder y sumisión de la mujer o persona, con la cual no tienen ninguna consideración “porque están pagando para el servicio”.  En muchas de las sociedades actuales donde casi no hay nivel de represión sexual, por qué los hombres siguen acudiendo a la prostitución? porque buscan la experiencia de total dominio y control. Probablemente estos hombres tengan problemas sexuales y también experimentan pérdida de poder y masculinidad en sus relaciones sociales y personales.

Existe “la libertad” de ejercer la prostitución? La libertad no está en el ejercicio de la prostitución, se está vendiendo el cuerpo, pero el cuerpo junto con la personalidad y las emociones, y muchas veces es difícil poner “límites” a los clientes ya que están pagando , y si una mujer se niega a algún acto, siempre habrá otra con más necesidad de dinero que accederá a las demandas del cliente.

Concibiendo al ser humano como persona y respetando los derechos humanos, no es posible considerar “un trabajo libre a la prostitución”, ya que considerando que se han puesto límites en algunos temas tales como: esclavitud, uso abusivo de drogas, venta de órganos, y otras prácticas destructivas;  es también importante  poner freno a estas prácticas que van también en contra de los derechos humanos elementales como la dignidad.  Los hombres usuarios de la prostitución no les interesa saber si la prostituta es conciente de lo que hace (en la trata de personas por lo general las niñas y mujeres son drogadas), o si es libre. Estas cuestiones no les interesan  y por esto existe el tráfico de mujeres, y por lo tanto “una oferta y una demanda”.

La prostitución , dicen, siempre ha existido. Pero siempre fue violencia de género, apareciendo por sometimiento de los hombres , proxenetas, que comercializaron ofreciendo servicios sexuales de las mujeres que tenían en esclavitud. Aún en nuestros tiempos existe esta terrible violencia ejercida en niñas, púberes, adolescentes y mujeres de diferentes edades,  y en muchos casos las mismas parejas operan como proxenetas.

Mantener una coherencia entre los discursos de igualdad que se pronuncian en la sociedad y las prácticas reales que mantenemos o fomentamos con el silencio o en las sombras.  Es fundamental educar para la igualdad y romper, desterrar todo tipo de violencia de género en el mundo.

ERRADICANDO LA VIOLENCIA PSICOLOGICA, EMOCIONAL Y FÍSICA EN LA PAREJA , LA FAMILIA Y LA SOCIEDAD.

Visita: http://superalaviolenciaemocional.com/blog

Nube de etiquetas