Just another WordPress.com site

Archivo para la Categoría "mente de esclava"

Enterrada en la violencia, sin autoestima. Recupera tus valores

Existe un colectivo mental de mujeres viviendo violencia psicológica, lamentablemente esto es moneda corriente en nuestros días, tanto en la familia como fuera del hogar, en la calle, en eventos o en una simple compra de supermercado . Esto lo vivimos en todos lados personalmente,  o bien en la noticias en los medios de comunicación, y lo mas grave es que como no es tratada a tiempo termina en la fase mas grave:la violencia física, y ésta hoy en día esta “matando” a muchas mujeres.

Es fundamental erradicar la violencia en todas sus formas empezando por la pareja, el matrimonio, dado que ellos son la cabeza de la familia y por ende deben guiarla, guiar a los hijos, cuidarlos, no generarles heridas psicologicas que de adultos son mas trabajosas de erradicar.

Recuperar tu autoestima es uno de los pilares fundamentales para salir de la violencia emocional, Tu debes estar bien , valorarte y poco a poco ser libre y decidir cómo seguir con la relacion, si mejora o está igual.

La baja estima trae pensamientos de autoprivación, por ej de tener y no usar algo, de acumular, guardar y no disfrutar nada. Autoprivarte es creer que no puedes ganar nada que no tienes derecho ni permiso para ser feliz.  Entonces te pasa que:

(más…)

Anuncios

Violencia física y psicológica.Lesiones,golpes y miedo.Encontrando la salida

“Aquella noche me sentí tan sola, tan destruída, tan triste…Estaba con mi beba de 5 meses esperando que llegara mi marido, eran las 2 de la madrugada de un viernes. El no llegaba, no llamaba, estaba desesperada atenta a todos los ruidos del edificio, sólo se escuchó el elevador que no llegó a nuestro piso. No comprendo que me pasó en ese instante de desequilibrio, mi mente estaba en blanco, el único fin era encontrarlo…, tapé a mi beba que dormía en la cuna profundamente y salí así como estaba en pijamas…, caminé rápido por las calles medio oscuras del barrio hasta la avenida…, sabía dónde podía estar El…, me costaba caminar y respiraba entrecortado. Llegué a esa esquina al local de juegos de video.., mi marido estaba ahí. Cuando me vio salió rápido y con esa mirada de odio, me agarró del brazo y llevó rápido al departamento…, me insultó, me trató de mala madre ( ahí reaccioné y sentí mucha culpa por dejar a mi beba sola..), empezó a empujarme y pegarme, yo no era de quedarme quieta ahí, me defendía como podía, pero El era alto y de gran contextura entonces me lastimaba. El no dió ninguna explicación de por qué no venía a casa y estaba con sus amigos…, sólo me golpeaba e insultaba. Mi cara sangraba, me marcó el cuello, mis piernas estaban amoratadas y doloridas… Agarré a mi beba , la envolví en una frazada, y así como estaba corrí como pude a la comisaría , que estaba a dos cuadras, entré a denunciarlo, me dejaron esperando junto a otra mujer que sangraba con cortes en su cara y sus brazos…, después de un rato largo me atendieron , tomaron nota, dijeron que lo citarían… me llevaron a hablar con el subcomisario quien me preguntaba sobre nuestra relación y me decía que tratara de recomponer lo que pudiera, que tuviera paciencia…Tan mal me sentí esa madrugada.., tan sola, tan triste, tan lastimada , con mucho miedo, y con el desconcierto de una denuncia que parecía haber caído en el vacío….”

La vida en pareja sufriendo violencia emocional, psicológica y/o física es un tormento que reprime tu mente, destroza tu autoestima, consume tus fuerzas, deprime tus sentimientos, esclaviza tu mente por lo cual paraliza con miedo tu accionar. Tú no puedes seguir en esta forma de vida, que destruye también la autoestima de tus hijos, pues ellos aún siendo bebés graban en sus inconcientes todo este tormento, que deberá ser tratado tempranamente para que no afecte su vida de adultos.

Probablemente Tú te sientas identificada con este artículo, esta historia relatada arriba, la cual muestra que la violencia física se instaló en la pareja. Por lo cual siempre repito que la violencia emocional debe tratarse desde los inicios, desde los primeros maltratos o indicios de maltratos o controles de parte de la pareja, pues dejando pasar todo esto, sin actuar, sin poner límites, la violencia se torna más fuerte llegando a estos estados de maltratos físicos, y en muchos casos graves, con lo cual es necesaria la intervención de la justicia (que debe ser más precisa en cuanto a la protección de la mujer maltratada y sus hijos), y también requerirá atención médica y psicológica en la mayoría de casos.

Qué experimenta entonces esta mujer golpeada, maltratada, que puedes ser Tú que estás aquí ahora? (más…)

Arañando en el abismo de la violencia.Entre la costumbre y el miedo

Girando en círculos dentro de la violencia emocional, psicológica y tal vez física que estás viviendo, y si ya ha pasado bastante tiempo, sientes una “confusión mental” donde tu auto estima está ausente, casi no puedes decidir nada. Debes abrir los ojos! despierta!…si es que realmente quieres salir de la violencia, si sientes dentro de Tí esa fuerza que asoma desde tu ser más profundo queriendo salir…

Digo “si realmente quieres salir..” por qué? por ahí escuchamos muchas veces decir “Ella no quiere salir de esa casa, Ella está cómoda a pesar de que la maltrata…etc…” .Lógicamente pensaremos que si esto es así esta mujer “esta enferma” , ya que es enfermo tolerar maltrato y dominación de parte del otro…, sin embargo hay casos de  mujeres que se quedan ahí, y si!… parece extraño pero pasa en muchos casos. Que pasa? Esta zona de violencia se transforma con el tiempo en “zona de comodidad”, lamentablemente se vuelve como algo natural y este raro proceso la paraliza en el lugar del maltrato por años, y quizás pasen 10 , 15 o 20 años recibiendo violencia, menosprecios, manejos, etc. de parte de sus parejas.

Las relaciones destructivas activan patrones de dependencia muy parecidos a las adicciones, y esto hace más difícil todavía el manejo de la salud emocional, psicológica y física de estas mujeres, y a pesar que la mujer suele darse de cuenta que está mal, no logra dejar la relación y siempre suele encontrar justificaciones, aunque sean absurdas, para seguir con la relación.

Si te sientes identificada en estas relaciones destructivas y realmente quieres despertar y comenzar a salir de la violencia:

  1. No te tengas lástima: no te culpes por cosas que hiciste o dejaste de hacer, y pasó todo eso. Tampoco permitas que el otro te acuse o te haga sentir mal con recuerdos de fracasos u errores del pasado. no te angusties, Tú puedes cambiar tu vida!
  2. No te dejes llevar sólo por sentimientos negativos:  Tú misma gritate Basta ya! , ignora los pensamientos y recuerdos negativos o tristes, identifícalos  y sácalos de tu mente, no permitas que te limiten.
  3. Aprende y Anímate a decir NO:  haz esto poco a poco (más en casos de violencia instalada) , dilo tranquila y naturalmente. No tienes obligación de hacer algo que te lastime o te dañe física o mentalmente, como tampoco estás obligada a estar con alguien que te maltrate.
POR LA ERRADICACION DE LA VIOLENCIA EMOCIONAL, PSICOLÓGICA Y FÍSICA EN LA PAREJA, LA FAMILIA Y LAS SOCIEDADES.

Violencia , maltrato y prostitución. Tu libertad despedazada…

Miles de mujeres viviendo violencia de género, emocional, psicológica y física, desgraciadamente también están siendo explotadas y prostituídas. Quizás sus proxenetas son sus propias parejas. Esta forma de explotación es violencia de género, una violencia terrible, silenciosa, aprobada, que conduce a niñas, niños y mujeres a la ruina de su dignidad como personas.

Algunos/as quizás no lo sientan así, otras como Tú quizás sí te sientas identificada en este grupo y por lo tanto con este artículo, que sólo intenta poner algo de luz en este tema manejado en las sombras.

La prostitución es la explotación, esclavitud y violencia de género más antigua que los hombres idearon para someter a las mujeres. Pensar en transformar esta explotación en “una profesión” no puede ser un camino viable. No se puede educar para la igualdad sabiendo que en un futuro las chicas pueden prostituirse viendo a otras haciéndolo o siendo sometidas a la fuerza a esta esclavitud, dado que también los chicos aprenden a temprana edad a satisfacer ese deseo teniendo algo de dinero para “comprar” tiempo con prostitutas.

Para que exista la “trata de personas” lo cual induce a la prostitución como violencia, obligando a estas personas a ejercerla, o bien que las mujeres “con el transcurso del tiempo lo tomen como un trabajo”,  entonces existe obviamente una demanda. Demanda de hombres que acuden a la prostitución como ejercicio del poder y sumisión de la mujer o persona, con la cual no tienen ninguna consideración “porque están pagando para el servicio”.  En muchas de las sociedades actuales donde casi no hay nivel de represión sexual, por qué los hombres siguen acudiendo a la prostitución? porque buscan la experiencia de total dominio y control. Probablemente estos hombres tengan problemas sexuales y también experimentan pérdida de poder y masculinidad en sus relaciones sociales y personales.

Existe “la libertad” de ejercer la prostitución? La libertad no está en el ejercicio de la prostitución, se está vendiendo el cuerpo, pero el cuerpo junto con la personalidad y las emociones, y muchas veces es difícil poner “límites” a los clientes ya que están pagando , y si una mujer se niega a algún acto, siempre habrá otra con más necesidad de dinero que accederá a las demandas del cliente.

Concibiendo al ser humano como persona y respetando los derechos humanos, no es posible considerar “un trabajo libre a la prostitución”, ya que considerando que se han puesto límites en algunos temas tales como: esclavitud, uso abusivo de drogas, venta de órganos, y otras prácticas destructivas;  es también importante  poner freno a estas prácticas que van también en contra de los derechos humanos elementales como la dignidad.  Los hombres usuarios de la prostitución no les interesa saber si la prostituta es conciente de lo que hace (en la trata de personas por lo general las niñas y mujeres son drogadas), o si es libre. Estas cuestiones no les interesan  y por esto existe el tráfico de mujeres, y por lo tanto “una oferta y una demanda”.

La prostitución , dicen, siempre ha existido. Pero siempre fue violencia de género, apareciendo por sometimiento de los hombres , proxenetas, que comercializaron ofreciendo servicios sexuales de las mujeres que tenían en esclavitud. Aún en nuestros tiempos existe esta terrible violencia ejercida en niñas, púberes, adolescentes y mujeres de diferentes edades,  y en muchos casos las mismas parejas operan como proxenetas.

Mantener una coherencia entre los discursos de igualdad que se pronuncian en la sociedad y las prácticas reales que mantenemos o fomentamos con el silencio o en las sombras.  Es fundamental educar para la igualdad y romper, desterrar todo tipo de violencia de género en el mundo.

ERRADICANDO LA VIOLENCIA PSICOLOGICA, EMOCIONAL Y FÍSICA EN LA PAREJA , LA FAMILIA Y LA SOCIEDAD.

Visita: http://superalaviolenciaemocional.com/blog

AUTOMEDICÁNDOME. Después de la violencia, daño progresivo

Despúes de haber probado todas las formas de frenar,acordar tratar de disipar la violencia emocional, psicológica o bien física en tu pareja, quizás no quede más remedio que la separación. La mayoría de las veces no se dá en buenos términos, por qué negarlo…esto es así en la mayoría de los casos.  Lo más “clásico” es una separación con violencia de diversos tipos y casi siempre dejando abandonada a la mujer con sus hijos (más triste  y difícil aún cuando hay hijos y más todavía si son pequeños).

Qué queda entonces?, una mujer sola con sus hijos, destrozada con la autoestima por el piso, y la carga de salir de esta situación lo antes posible para poder mantener a sus pequeños. En casos de mujeres que tienen un trabajo, un salario, que pueden empezar una vida nueva con sus hijos al irse a otra casa por ej, las cosas pueden resultar un poco menos complicadas en el sentido material, en lo emocional estas mujeres necesitan tratamiento urgente.  Y aquellas que dependen económicamente del hombre se encuentran totalmente desamparadas, desoladas, tristes, y si no tienen familia adonde recurrir para irse con sus hijos, deben refugiarse en los albergues para madres que suelen tener las ciudades de diversos países (claro , no existen en todos, y sabe Dios el destino de estas pobres madres…).

Los hechos , y las estadísticas, demuestran que la gran mayoría de las mujeres maltratadas que iniciaron terapia al tiempo la abandonan…, en los casos de mujeres que ya están separadas de su marido violento, dejan la terapia y el control de la medicación ( si es que fueron medicadas por psiquiatras )  y siguen tomando por su cuenta tranquilizantes o ansiolíticos, caen en la automedicación, la cual puede perdurar años, y en consecuencia derivar en una adicción grande y costosa de superar.., claro que sí se puede superar, pero para esto es necesario la predisposición de la mujer y el darse cuenta de que debe poner un límite en este tipo de “sobrevida mediante pastillas tranquilizantes”, debe reconocer que “puede” salir por si misma de toda depresión y que puede afrontar la vida que le toca vivir sin medicación.  Comenzar un tratamiento para lograr esta meta y seguirlo sin abandonar.

Aquí tenemos un relato de caso real, donde podemos escuchar que este tema es casi “una tortura mental” para la mujer que se vuelve adicta a los fármacos , tomándolos como muletas para caminar en la vida cotidiana.

ERRADICANDO LA VIOLENCIA EMOCIONAL, PSICOLÓGICA Y FÍSICA EN LA PAREJA Y LA FAMILIA.

Te invito a visitar: http://superalaviolenciaemocional.com/blog/

Maltrato,violencia emocional y Adicción. Los fármacos como muleta para vivir

“La violencia emocional, verbal y al tiempo física nos enfermó a mis hijos y a mi.  Un mes después de ser abandonada con una niña de 3 años y un bebé de 2 meses, empecé a sentir mi cuerpo caer, mi mente arrollada y cansada, mi presión bajaba al punto de desmayarme, pero tenía que trabajar para mantener a mis hijos , sola. Un día en la oficina mis manos empezaron a temblar, sentía no poder respirar, casi no podía moverme, el miedo invadió todo mi cuerpo… comenzaban mis ataques de pánico…, llegaron médicos de emergencias me medicaron con tranquilizantes y me mandaron a mi casa. Casi no podía tenerme en pie, el miedo estaba asomando cada día más,y tenía que ocuparme de mis hijos pequeños.. Estaba muy triste, tratando de encontrar, en vano, a mi marido que se había ido. La violencia psicológica y física era “enfermedad” crónica en nuestras vidas. Al poco tiempo me mandaron a terapia, y como no mejoraba al psiquiatra. Me medicaron: fluoxetina y clonazepam , medicaciones que se instalaron en mi vida de hace veinte años atrás.  Terapias, trabajo, mi hijos, divorcio,  pedir ropa usada para mis hijos y para mi porque no me alcanzaba mi salario…, el regreso violento de aquel marido que estaba sumido en las drogas y quería volver por la fuerza, amenazaba con matarme, llevarse a los chicos, etc etc… una vida de sobresaltos y angustia sin fin.  Tiempo después cambiaron mi medicación fluoxetina por citalopram, y seguía con el ansiolítico…, la única de manera de poder salir a la calle, trabajar , ocuparme de mis hijos, era medicada. Llegué a tomar dobles  dosis de las que me recetaban…, aún dejando la terapia yo seguí automedicándome, seguí y sigo hoy en día tomando dosis de clonazepam…, a pesar de hacer tantas terapias, grupos, etc. siento que es lo que me mantiene en pie para seguir con mis obligaciones…, esa ansiedad me supera, estoy atada a estas pastillas….a veces creo que de por vida…”

“Estoy cansado de ser lo que tu quieres que sea,   Sintiéndome sin fe Perdido bajo la superficie,  No sé qué estás esperando de mí,   Puesto bajo la presión De caminar en tus zapatos,   [Atrapado en la resaca Solo atrapado en la resaca] Cada paso que doy es otro error para ti..” (Numb-LinkinPark)

La depresión, la ansiedad, el aislamiento social, la violencia sexual en la infancia así como la baja autoestima, son factores asociados tanto a la bulimia, como al consumo de alcohol y tranquilizantes en las mujeres sufriendo violencia emocional, verbal y física.   Influyen factores familiares y sociales, como la falta de atención de los padres en la infancia, falta de cuidado de seguridad y confianza. Esto, que por lo general se repite en forma inconciente en la vida adulta, y se suma a esas formas “tradicionales” (aún vigentes) de actuar de una mujer:  ser abnegada, humdilde, vivir para el otro/s,  como así también  vivir en situación de pobreza, ser madre soltera,  o bien pasar por un divorcio; confluyen volviendo a la mujer vulnerable, insegura, muchas veces cayendo en el consumo como muleta para sobrevivir. (más…)

Fin del Amor y violencia emocional que duele. Justificando el maltrato

Muchas veces, y después de un tiempo prolongado,  la pareja entra en “falta de amor y compresión” quizá  en forma pacífica, y se deben fijar las pautas para dejar de buscar excusas y tomar las decisión más sana que quizás sea la separación.  Pero en las parejas donde se instaló la violencia psicológica o emocional ( y más aún la física ), un exhaustivo tratamiento para calmar la violencia y poder salir de esta situación, es fundamental.

Tú verás  cómo distorsionamos la realidad y nos autoengañamos, lo que nos lleva a rebajarnos, lastimar nuestra autoestima y valores internos. Existen dos puntos importantes por los cuales seguimos en esta situación de autoengaño:

1. Excusar o justificar el escaso o nulo amor recibido

2. Minimizar los defectos de la relación o de la pareja

– La reciprocidad en el amor es necesaria para vivir el amor como una realidad alegre y feliz.

– Jamás debes humillarte : esta característica es directamente inversa a la idea de amar libremente, ya que humillarse es ir en contra de nuestra ética y moral.

– No te merece quién te lastima: el amor no es sufrimiento gratuito, quien te hace daño no te ama ya que no acepta tu personalidad.

– Elimina toda forma de auto castigo. Debes recuperar tu dignidad como persona!

Reporte y Audios Gratis. Los primeros pasos para superar la violencia emocional  en la pareja. Haz clic aquí

Si Tú estás viviendo en violencia emocional o psicológica, estás sufriendo baja autoestima , sintiendo ese desamor potenciado por el maltrato. El maltrato visto desde fuera es atroz , pero vivido desde dentro es devastador.

Entonces, además de “abrir los ojos” y “ver muy bien” que tienes que salir del círculo de violencia y probablemente cortar con esta relación donde ya el amor casi se ha desvanecido, tienes que empezar por tu auto-control y esto es fundamental.

MAS INFO Y DETALLES DE ESTE ARTÍCULO VISITAhttp://superalaviolenciaemocional.com/blog

Nube de etiquetas