Just another WordPress.com site

Archivo para la Categoría "recuperar la autoestima"

Hijos violentos Madres golpeadas Emisión Broadcast

http://www.spreaker.com/embed/player/standard?autoplay=false&color=0068c9&episode_id=1096490

“Soy una mamá golpeada, mi hijo Pablo es violento conmigo y ya no sé qué hacer, cuando esto empezó lo llevé a terapia unos años, cuando creció y se hizo adolescente se fue de mis manos, se la pasaba en la calle y volvía ebrio , hasta que un día llegó drogado. Me pegó varias veces. Hoy en día no sé cómo hacer para llevarlo conmigo a una rehabilitación….”

SALIR DEL CÍRCULO DE VIOLENCIA. LA IRA Y EL MIEDO COMO MEDIOS PARA RECUPERAR TU CONTROL

Viviendo en un torbellino de violencia psicológica y física , instalada de hace tiempo en tu pareja ,es un hecho que algún momento “el tomar conciencia” te haga “dar cuenta” de todo lo positivo que has dejado de lado en tu vida, canjeándolo por maltratos y oscuridad.

Esto conlleva a que afloren emociones encontradas, tales como la ira o el temor, que muchas veces producen un torbellino de energía que te expulsa hacia afuera del círculo de violencia en tu pareja. Claro que en este nuevo camino que se nos abre, podemos ir y venir, querer salir y luego dar algunos pasos para atrás, pero sería normal en una mujer conviviendo “por años” con un abusador.

Pero también estos sentimientos y emociones que son fuertes, como la ira y el miedo, producen cambios radicales que podrían llevarte por el camino errado, donde no te controlas y hasta puedes llegar a estar en el límite, a un paso de cometer un homicidio, o bien dejando tu mente “en blanco” y pudiendo terminar con la vida de tu abusador.

AUDIOS Y REPORTE GRATIS.LIBRE. Los primeros pasos para salir de la violencia en la pareja. Haz clic aquí.

Entonces debe haber un equilibrio, y una condición importante: saber encauzar estas emociones como fuerzas positivas que te lleven camino fuera de la espiral de violencia, y asimismo funcionen combinadas en pos de lograr la separación de tu pareja maltratadora.

“Esa noche ,como miles que había vivido, El estaba pateándome después de tirarme al piso, sentía dolor y miedo, pero en unos segundos ese miedo de transformó en temblores en mis brazos , mis músculos se tensionaban cada vez más, hasta que el odio hacia El se apoderó de mí.., me levanté como pude y agarré fuerte una tijera que estaba en la mesa y me tiré encima de El…


Creo que llegué a lastimarlo en su brazo, pero no lo recuerdo bien, sólo recuerdo que me tomó fuerte de mis brazos y me empujó para atrás gritándome. Pues yo grité más fuerte amenazando con matarlo si me seguía pegando..
El salió de la casa insultádome y amenazando con matarme la próxima vez que lo tocara…
Esa vez, caí sentada , exhausta , en el piso, y sentí una especie de pseudo alegría , como un triste y a la vez orgulloso sentimiento de victoria momentánea…” (más…)

Ansiedad, miedo. Controlar tu vida, caminos para la sanación

“Ese día, hace diez años atrás, estábamos invitados a un almuerzo de fin de año en la oficina. Habían reservado un salón mediano en un lindo hotel, en un tercer piso.

Días antes en mi mente corrían imágenes de cómo sería este lugar, si tendría ventanas, si sería muy grande o pequeño, cómo llegaría hasta allí, si subiríamos por ascensor, etc, miles de imágenes y todas terminaban mal, con un ataque de ansiedad, todo se volvía gris, y trataba de escapar corriendo.

Cuando llegó el día, era obligado asistir, yo estaba medicada meses atrás, sin embargo desde la mañana tomé varios tés de hierbas para tranquilizarme, y cercana la hora de partir ingerí el doble de medicación ansiolítica. Me sentía con mi cabeza aturdida y con sueño.Sin embargo al llegar al hotel para el almuerzo , mi corazón comenzó a palpitar, me respiración se entrecortaba y una sensación de susto me atrapó al entrar.

Tomé otra pastilla, con excusas esquivé el ascensor y subí por las escaleras, cuando un compañero se adelantó y quedé sola, bajé rápido hasta la planta baja y me puse a hacer algunos ejercicios de respiración, mientras se acercaban a mí empleados del hotel preguntándome si estaba bien.

Después de unos minutos, diez tal vez, me  había parecido un siglo que estaba por ahí parada o caminando, disimulando mi miedo, mi malestar; y ya casi con pocos reflejos y reacción, subí por las escaleras hasta el salón donde todos ya estaban comenzando a almorzar…

Me sentía torpe, respondía como autómata a las preguntas de compañeros y jefes que deseaban saber cómo estaba.., así pasó este almuerzo donde a pesar de estar casi adormecida por la medicación, una sensación de alerta y nerviosismo me acompañó durante todo ese almuerzo, que lejos de disfrutarlo, lo viví como un martirio interminable…”

Todas la personas podemos decir que sabemos lo que es sentirse preocupado, nervioso o asustado. Estas serían molestias circunstanciales normalmente, sin embargo llegan a incapacitar a la persona cuando se transforman en crónicas, y pueden impedir hacer lo que uno quiere en realidad.

Existen algunas corrientes que dicen que la ansiedad generalizada, el pánico, se presenta como una enfermedad psicológica sin curación total, hablando de sólo mantenerla controlada, ya que , cuando se logra superar y volver a tener una vida normal, los síntomas pueden volver a surgir ante una situación de tensión tiempo después. (más…)

VOLVER A LA VIDA. Del infierno de la violencia,camino al paraíso

El camino

Dices sí a tu proyecto y lo interrumpes con un “pero”.
Esta pequeña palabra es frecuentemente, toda la distancia
que separa a un logro de un fracaso, pues significa que
verdaderamente no deseas lo que dices querer. Y que hay algo más que tu deseas, realmente.
Cuando quieres, pero no deseas, una parte de ti, quiere una cosa y otra parte de ti, quiere otra, entonces, pregúntate:
“¿De qué lado está mi corazón, de qué lado están mis mezquinos razonamientos, mis miedos y mis dudas?” Si una de esas dos elecciones pone más amor, alegría, creatividad en tu vida, es ahí que se encuentra tu riqueza.
En este espacio, comenzamos a transitar el sendero hacia los logros verdaderos, veremos cómo y con qué medios salir y ser nosotros mismos, cómo ser felices como somos, en familia o  como cada uno elija vivir sin dañar al otro.
Ahora, Libres de Violencia, Retomamos el control de nuestras vidas, del infierno al paraíso…………
También iremos viendo opciones, otras técnicas, terapias diversas, donde podremos encontrar otras formas de controlar, aminorar , y también vencer los estados alterados de nuestras emociones, resultado de haber sido violentados , maltratados o bien haber sufrido algún acontecimiento fuerte que marcó nuestras vidas..
Audios y Reporte GRATIS.LIBRE. Los primeros pasos para superar la violencia emocional en la pareja. Haz clic aquí.

Luchar para salir de la violencia.Reconstruir tu autoestima, recuperando el control.

La violencia emocional y psicológica, devenida en violencia física pasado el tiempo, es un tormento continuo en la vida cotidiana de la mujer y sus hijos.  Es fundamental siempre detectar los primeros ataques para poner un freno y pautar acciones y acuerdos que preserven a la familia, o bien tener en cuenta una separación del maltratador, o la disolución del matrimonio o de  la convivencia.

Tú que estás viviendo con la violencia instalada en tu hogar, tienes que “darte cuenta” en algún momento de todo lo que ha cambiado tu vida , y si tienes hijos cómo han cambiado ellos, a partir de que comenzaron los maltratos. Tomar conciencia es darte cuenta de estos drásticos cambios.

Generalmente esto empieza a ocurrir por medio de recuerdos , ideas o sentimientos de confianza, de alegría, donde comparados con tu estado actual se acciona esta toma de conciencia.  Ocurre entonces que te enfrentas a la realidad de que te sientes ahora incapacitada para funcionar y/o tomar decisiones. Muchas veces un recuerdo o una confrontación con el pasado “ilumina tu situación actual” y piensas en la transformación negativa de tu vida.

Entonces , suele pasar que donde antes eras hábil y exitosa o te sentías bien y segura, ahora esa situación de sólo pensarla te paraliza, y te sientes incapacitada para funcionar con eficiencia.

” Los días se volvían más difíciles, mi mente aturdida se preparaba cada día para soportar insultos, reproches y empujones cada noche. Vivía en continua ansiedad y miedo, prácticamente no pensaba que tenía que retornar al trabajo y estar lúcida.

Solo imaginarme regresando a mi puesto luego de la licencia, me paralizaba, me sumergía en la duda, me anclaba en una parálisis mental y física.  Todo aquello que tiempo atrás era cotidiano y normal, ahora era un desafío difícil que tenía que enfrentar. Me sentía una idiota  (como cada día El me decía), una antisocial preparándose para enfrentar al mundo, ese mundo en el cual unos años atrás, yo me sentía  bien, en contacto con la vida de una forma positiva…

Hoy puedo “darme cuenta” que di miles de pasos atrás en esta vida oscura, conviviendo en violencia emocional y hasta física. Hoy necesito salir a trabajar y sentirme confiada, vencer los fantasmas que habitan en el círculo de violencia doméstica…” (más…)

Autolesión en mujeres maltratadas.Self Injury adultos

CORTARME,DESTROZANDO MI CUERPO Y MI VIDA. La autolesión como escape de la violencia

“Tenía una quemadura en mi brazo, cuando saqué apurada una bandeja del horno. Ya casi tenía cicatrizada esa lastimadura que ocupaba una franja ancha de mi antebrazo. Estaba ansiosa, con miedo y sobresalto porque estaba por llegar El a casa. Mi vida ya era un infierno, era su esclava y mi mente era una lápida blanca y fría por espaciados momentos…

Esa noche llegó violento , dijo estar cansado y que había cocinado una porquería, empezó a empujarme, cuando intentaba levantarme me pateaba, asi me pegó hasta dejarme moretones en mis piernas, lastimó mi cara y dolió mucho ese golpe en mi brazo quemado.

Cuando se durmió, empecé a llorar , a tensionarme, a retorcer mis músculos del cuerpo, mi mente de pronto se nubló y arranqué de a pedazos las cáscaras de la quemadura, dolía mucho, sangraba, sangraba tanto..miraba correr la sangre y un éxtasis de dolor y alivio a la vez, aflojó mis músculos tensos, secó mis lágrimas, calmó el miedo, mientras yo seguía lastimándome más profundo y seguí sangrando por un largo rato…

No era la primera vez que me lastimaba, lo hacía desde que empezó a maltratarme, y empecé en mi pubertad donde en esa oscura casa mis padres peleaban, rompían, gritaban, lloraban… Hace unos años volví a cortarme, arrancar mis cáscaras y estoy marcada. Me siento prisionera de mi pareja y no sé cómo salir, sólo me voy cuando veo mis heridas sangrar, mi mente vuela a otro lugar, no sé donde, sólo sé que duele y tranquiliza a la vez..”

AUDIOS Y REPORTE GRATIS.Los primeros pasos para superar la violencia emocional.Haz clic aquí

Como podemos encontrar en el relato citado, de una mujer maltratada en su pareja de años de convivencia, la autolesión es uno de los comportamientos que tienen estas mujeres , como una forma de huir de esa violencia psicológica y física. Otra forma de “sacar afuera” el dolor y la impotencia que sienten frente a sus maltratadores. (más…)

Sangrando,Lastimarme para huir de la violencia.Autolesión

“Miraba la sangre correr por mis brazos…, me gustaba, me asustaba, me dolía y me tranquilizaba. Tenía entonces, creo, unos 10 años cuando empecé a arrancar de mis brazos y piernas todas las cáscaras de heridas que querían sanar..pero yo no las dejaba..yo quería verme sangrar, y a pesar de los esfuerzos de mi madre: castigos, guantes, golpes, etc., yo seguía con este ritual que en el fondo me gustaba. Cuando fui adolescente ya casi no me lastimaba, tuve unos años de sangrar menos..bastante menos, quizás encontraba placer en otras cosas… , estudié, trabajé. Pasaron los años y conocí a quien fui mi marido, quedé embarazada, estaba trabajando, dejé las cosas que me gustaban y me hacían bien.., antes del año de convivencia comenzó la violencia, primero psicológica y verbal..entonces volvió a surgir ese gusto , dolor y placer juntos de verme sangrar, otra vez empecé a lastimarme, arrancar las cáscaras y volver a sangrar…, aún embarazada lo hacía ocultándolo a mi doctor , ya que lastimaba mis brazos y mi espalda..Un año después la violencia en casa creció, no pude ni sabía frenar esta violencia psicológica, entonces comenzaron los golpes, discusiones por cuestiones importantes como nuestra hijita, o triviales , por dinero (que él me sacaba de mi sueldo) por que nos dejaba solas, etc. Todas las razones llevaban a los golpes, El volvía a casa drogado y no se le podía hablar…Quería hablarle y tratar de razonar lo que nos pasaba pero era para pegar, marcarme, dejarme moretones en mis piernas, sus dedos marcados en mi cuello, por tirarme contra la pared para inmovilizarme y acercarme su cara furiosa insultándome y maltratando mi mente ya casi destruída, lastimando mi cuerpo, destrozando mi personalidad también gastada por mis propios maltratos, arruinando la mente de nuestra pequeña hija. Desde esos años, algunas veces al año lastimo mi piel y me veo sangrar y sangrar.. esa mezcla de dolor , placer y tranquilidad está dejando marcada mi piel con manchas marrones, cicatrices de heridas que vienen de un corazón y una mente atormentada desde hace más de 30 años…”

 

Audios y reportes GRATIS. los primeros pasos para salir de la violencia emocional en la pareja.Haz clic aquí.

Tú que estás viviendo en violencia emocional, psicológica y/o física en tu pareja, sufriendo maltratos mentales y físicos, quizás te sientas identificada con este artículo, ya que es probable que Tú te estés lastimando, mediante autolesiones, heridas que te provocas como otra vía de escape de esta terrible vida, como si esa descarga te tranquilizara, creando erróneamente en tu subconciente un estigma de deshago que en definitiva te hunde más en depresión, y sigue esclavizando tu vida. (más…)

AMENAZA DE ATAQUE INMINENTE.ESPERANDO LOS GOLPES.VIOLENCIA EMOCIONAL Y FÍSICA

Tú estás viviendo en violencia, con violencia, temblando y taladrando tu mente con temores , temores que desgraciadamente se vuelven reales en tu hogar, cuando El llega a la casa, horas después de que llega a la casa, quizás cuando casi se están por dormir…, Tú estás con la incertidumbre de ese ” ahora se levanta y me pega” ” me va a gritar de nuevo..tengo miedo que me pegue fuerte” ” Dios que no me viole..”. Este horror de pensamientos que se suceden por tu mente casi en forma continua desde que está por llegar a la casa, cuando entra y todo el tiempo que está en ella, te están destruyendo.

Todos estos pensamientos de temor, los padecimientos en el cuerpo, ese miedo hecho síntomas en tu cuerpo: temblores, taquicardia, dificultad para respirar, nudos en el estómago, hormigueo en pies y manos, mareos, sobresaltos, etc, etc, un montón de síntomas van sucediendo en tu cuerpo mientras estás “como esperando esa golpiza”.., mientras todas tus células, tus órganos se van enfermando poco a poco, tu mente parece estallar en pedazos, mientras pasan las horas rogando a Dios que El se vaya a trabajar o lo que sea…

En las mujeres abusadas, la amenaza de un ataque y el hecho de que ocurra acarrean un intenso miedo al dolor, al daño físico y a la muerte. La primera agresión graba una impronta de temor que destruye la confianza y la seguridad física, y al percibirse los futuros ataques como imprevisibles e inevitables, se crea un clima de riesgo continuo , de temor y angustia. Y a tal punto este temor es tan avasallador que en algunas mujeres se transforma “en una especie de alivio” cuando saben que la agresión está por comenzar o que ya ha comenzado, por qué? porque para ellas termina la tortura de “esperar que llegue ese momento de agresión” y aguantan porque saben que después el otro se calma. (más…)

La violencia como medio para el abuso sexual. Actuar a tiempo…

Viviendo en situación de maltrato y violencia en diversos órdenes, terminamos desvalorizando nuestro ser , casi perdiendo nuestra propia identidad (y en casos extremos: perdiendo la identidad ). Por eso es necesario tomar la situación desde el inicio de la violencia emocional para detectar, razonar y aplicar algunas técnicas para salir de la misma y recuperar la autonomía en la pareja, o bien en casos complejos , tomar otras acciones necesarias relacionadas con la justicia para desvincular.

El abuso sexual forma parte de la violencia emocional o psicológica instalada, dado que socavando día a día tu persona, el otro llega a la manipulación de tu mente y esta manipulación te somete físicamente, y en este punto quizás te pase que hasta te tomes como normal estos abusos porque Tú entraste en la pérdida de identidad, por lo que te dejas, pero en realidad sin sentir nada. O sea, en las parejas estables o matrimonios este abuso sexual cae en la categoría de “algo normal” , como una pieza que conforma a la pareja.

Este comportamiento es muy dañino por el acto de abuso en si mismo, como también por la consecuencia de embarazos no deseados y , en muchos casos, abortos inducidos u obligados por el marido o pareja. Las mujeres abusadas se vuelven dependientes y sugestionables y tienen dificultades para tomar decisiones por sí mismas. (más…)

Nube de etiquetas