Just another WordPress.com site

Archivo para la Categoría "salir de la angustia"

Depresión, miedo y violencia psicológica. Mi Padre reflejado en mi pareja

“Recuerdo que de niña mi padre nos llevaba al parque algunos domingos, nos alquilaba bicicletas y pasaban las horas. En casa escuchaba gritos, insultos, esos domingos por la tarde casi siempre mi padre se acostaba a dormir porque estaba ebrio, consumido por el alcohol y las peleas con mi madre, consumido por un trabajo que Ella siempre reprochaba, cansado por los asuntos de dinero, violento cuando su cabeza ya no soportaba más.. Cuando mis hermanos y yo cursábamos la escuela primaria, mi padre nos llevaba en su camioneta de trabajo…y pocas veces nos buscaba si llovía mucho..en realidad pasaba algún tiempo conmigo y mis hermanos cuando podía o quizás cuando lo sentía.  Su forma de pensar y ver la vida la entendí cuando crecí, ya en mi adolescencia que era triste y vacía, pude ver entre la violencia el alcohol y esa vida familiar desgarrada, que mi padre sufría por dentro, se refugiaba en adicciones y cuando no discutía o peleaban con mi madre, le gustaba cantar , amaba que tocara mi guitarra y cantara con El. También le gustaba hablar y contar de sus experiencias y creencias espirituales y profecías… Nuesta casa era chica, humilde, yo me encerraba en el comedor, donde también dormían mis hermanos, y escuchaba música, tocaba la guitarra y hacía canciones, estudiaba o simplemente mi mente estaba en blanco como queriendo irme con mi espíritu de allí.  Treinta años después, mi padre fallecido, está en mi corazón y mi mente para siempre, aunque debo admitir que los recuerdos son tristes y melancólicos, no llegan a ser lindos o felices porque crecí en medio de la violencia y la depresión de mis padres…”

Sumergida en la depresión, repitiendo las historias de nuestros padres, caminando por la vida sin un rumbo concreto, nos enamoramos , creemos y nos entregamos, formamos una familia, van llegando nuestros hijos, y tal vez antes o quizás después nos encontramos con el desamor, los malos tratos, los reproches y hasta la falta de interés de parte de nuestra pareja.   Si logras salir de esta pareja , enseguida tratas de encontrar a alguien porque sientes que no puedes estar sola, y probablemente vuelvas con el tiempo a las mismas vivencias de violencia emocional, verbal, y otra vez te encuentras atrapada en este círculo de repetir errores.

Algunas mujeres , y creo que la mayoría, buscamos la imagen o modelo de nuestros padres en la pareja que elegimos para convivir, por lo general tienen algunas características de El, y en casos de haber crecido en medio de la violencia cotidiana, solemos repetir ese modelo de familia en forma inconciente. Hay muchos casos de familias donde los dos padres golpean, no sólo golpea el hombre, también la mujer reaccionando o por tener fuerte carácter golpea también, en esos casos la violencia que se desata suele desatar peores situaciones de caos total, y donde hay hijos (casi siempre los hay) ellos son testigos que se van llenando de terror y miedo a que papá y mamá se maten, ese miedo a la muerte de sus padres…, muerte vinculada a la sangre que muchas veces mancha la casa y por sobre todo mancha para siempre la mente de esos hijos, como también desgarra la vida de esos padres. (más…)

Violencia emocional y física. Un extraño en mi bañera….

Con la boca amarga y seca
Que el peligro esta tan cerca
Y mis ojos siempre alerta
Nunca sabes lo que piensa.
Sus miradas se lo cuentas
Le descubren le delatan
Y mis manos temblorosas
Van buscando cualquier cosa.
Hay un extraño aquí en mi casa
No es el mismo que yo ame
Es otro loco que anda suelto
Y ya me veo mañana en primera plana.
Hay un extraño en mi bañera
Con alcohol entre sus venas
Y no me atrevo ni a toser
Que el último morado aun sigue marcado.
La verdad no te conozco
Nunca se por donde vienes
Al principio era distinto
No había más que vinotinto.
Y con el pasar del tiempo
Hoy pasa, pasa de todo
Y es mejor no estar tan cerca
Por si acaso le entra el moro…..

Fin del Amor y violencia emocional que duele. Justificando el maltrato

Muchas veces, y después de un tiempo prolongado,  la pareja entra en “falta de amor y compresión” quizá  en forma pacífica, y se deben fijar las pautas para dejar de buscar excusas y tomar las decisión más sana que quizás sea la separación.  Pero en las parejas donde se instaló la violencia psicológica o emocional ( y más aún la física ), un exhaustivo tratamiento para calmar la violencia y poder salir de esta situación, es fundamental.

Tú verás  cómo distorsionamos la realidad y nos autoengañamos, lo que nos lleva a rebajarnos, lastimar nuestra autoestima y valores internos. Existen dos puntos importantes por los cuales seguimos en esta situación de autoengaño:

1. Excusar o justificar el escaso o nulo amor recibido

2. Minimizar los defectos de la relación o de la pareja

– La reciprocidad en el amor es necesaria para vivir el amor como una realidad alegre y feliz.

– Jamás debes humillarte : esta característica es directamente inversa a la idea de amar libremente, ya que humillarse es ir en contra de nuestra ética y moral.

– No te merece quién te lastima: el amor no es sufrimiento gratuito, quien te hace daño no te ama ya que no acepta tu personalidad.

– Elimina toda forma de auto castigo. Debes recuperar tu dignidad como persona!

Reporte y Audios Gratis. Los primeros pasos para superar la violencia emocional  en la pareja. Haz clic aquí

Si Tú estás viviendo en violencia emocional o psicológica, estás sufriendo baja autoestima , sintiendo ese desamor potenciado por el maltrato. El maltrato visto desde fuera es atroz , pero vivido desde dentro es devastador.

Entonces, además de “abrir los ojos” y “ver muy bien” que tienes que salir del círculo de violencia y probablemente cortar con esta relación donde ya el amor casi se ha desvanecido, tienes que empezar por tu auto-control y esto es fundamental.

MAS INFO Y DETALLES DE ESTE ARTÍCULO VISITAhttp://superalaviolenciaemocional.com/blog

La muerte y violencia emocional continua. Reviviendo la relación de tus padres

“Sentada en mi cama (que en realidad era el sofá del comedor del departamento) corrían las horas de otra noche más, al otro día debía levantarme para ir a la escuela secundaria, contaba con 16 años.  La oscuridad vivía en mí, no hacía falta que fuera noche, me acompañaba una melancolía continua a todos lados durante el día también.  Sumida en el infierno de violencia entre mis padres , con imágenes que daban vuelta en mi cabeza desde muy chiquita, con sonidos y películas mentales que merodeaban mi mente desde hacía unos años, con la tristeza del ambiente de un hogar inconcluso, en desamor, en ruinas…, ahí estaba yo como cada noche, escribiendo o pensando antes de dormir… y aquella noche pensé en morir..pensé cómo sería empezar a morir.., y por un momento (que pareció eterno) con mis ojos abiertos vi oscuridad y una oración pasó por mi mente: moriré en los 40 años…pocos años más podré vivir… Me asusté , volví a ver  a mi alrededor asustada y confundida…y a la vez rogando conocer la felicidad y lograr una familia unida, diferente con la que vivía,  antes de morirme.”

Los sucesos violentos vividos desde la infancia, en la postura de espectador, y más aún si has sido abusada, graban esa impronta de violencia psicológica, emocional, verbal o física en tu mente y tu personalidad se va formando y creciendo dentro de estas formas de vivir y se vuelven casi naturales, por lo que si este trauma no es tratado a tiempo, ya desde la infancia o la pubertad, lo más probable es que repitas el modelo de relaciones violentas en las creciste.

Así vas cayendo en maltratos ya desde el noviazgo, y parece que no te das cuenta porque muy seguramente lo tomas como natural. Si la relación avanza y comienza la convivencia poco durará la aparente calma y felicidad, porque de un momento a otro aparecerán los primeros indicios o muestras de violencia emocional o psicológica. Más tarde , si sigues en este círculo, crecerán los maltratos hasta convertirse en violencia física. Y si logras salir, te repones un poco y pronto volverás a buscar otra relación (porque no puedes vivir sola, te atormenta estar sin un hombre) y por desgracia también volverás a caer en la trampa de otra relación violenta….

Más info y datos , visita:  http://superalaviolenciaemocional.com/blog

El Síndrome de Münchausen. Madres peligrosas

El síndrome de Münchhausen por poderes es un tipo de maltrato infantil en el cual los progenitores fingen signos y síntomas y, por tanto, enfermedades, y las atribuyen a sus hijos. Los hijos sirven así de intermediarios de los problemas de los padres, de aquí el nombre “por poderes”.
Todas las publicaciones que hacen referencia a la detección de estos tipos de maltrato exponen que es la madre la verdadera autora de los hechos. Las madres de estos niños pueden padecer ellas mismas el Síndrome de Münchhausen o tienen conocimientos en temas de salud.

Es fundamental erradicar la violencia en todas sus formas, la violencia infantil ejercida por la propia madre debe tratarse en forma urgente, separando al niño y tratando sus heridas físicas y emocionales, y buscando el mejor tratamiento para esa madre que está pasando por este trauma que deviene de una infancia de abusos en la mayoría de los casos.

POR LA ERRADICACIÓN DE LA VIOLENCIA EN TODAS SUS FORMAS EN LA PAREJA Y LA FAMILIA

Fin del amor y violencia psicológica. Justificando el maltrato

En ocasiones, la pareja entra en “falta de amor y compresión” en forma, digamos pacífica, y se deben fijar las pautas para dejar de buscar excusas y tomar las decisión más sana que quizás sea la separación.  En las parejas donde se instaló la violencia psicológica o emocional ( y más aún la física ), un exhaustivo tratamiento para calmar la violencia y poder salir de esta situación, es fundamental.

En este artículo veremos cómo distorsionamos la realidad y nos autoengañamos, lo que nos lleva a rebajarnos, lastimar nuestra autoestima y valores internos. Veamos entonces dos puntos importantes por los cuales seguimos en esta situación de autoengaño:

1. Excusar o justificar el escaso o nulo amor recibido: es difícil aceptar que ya no nos quieren con las mismas ganas, no  solamente por placer de sentirse amado, sino por la autoestima implicada en este sentimiento. Cuando la persona que amamos nos quiere a medias, la sensación que nos queda es más de conformismo que de alegría. Algunas formas habituales de pensar o decir  ( o sea de auto-engaño ):

a. Me quiere pero no se da cuenta

b. Los problemas psicológicos que tiene le impiden amarme

c. Esa es su manera de amar

d. Me quiere, pero tiene problemas externos

Estas creencias afectan  nuestra autoestima y distorsionan directamente  nuestra calidad de vida. Nosotras merecemos ser amadas, felices y sentirnos completas con el amor que recibimos.

2. Minimizar los defectos de la relación o de la parejaLas mujeres apegadas tienden a reducir los defectos de la pareja al mínimo, para hacer más llevadera la relación y disminuir los riesgos de ruptura. El apego amplifica las virtudes y encoge los defectos según convenga. Aquí algunas formas de pensar ( auto-engaño):

a. Nadie es perfecto, hay parejas peores

b. No es tan grave

c. Creo que todavía está enamorado de mí

d. Todavía me llama, pregunta por mí

e. Todavía tenemos relaciones

Estas creencias afectan y distorsionan nuestra realidad y nos hace vivir en algo irreal , lo que puede hacer caer la autoestima, nuestra autoeficacia y la posibilidad de avanzar.

El principio de auto-respeto y de la dignidad personal

El apego o exigencia afectiva hace que seamos capaces de atentar contra la propia dignidad personal.  Hay realidades que  distorsionan nuestra forma de ver el amor y de amar, pero es imprescindible tener en cuenta que:

– La reciprocidad en el amor es necesaria para vivir el amor como una realidad alegre y feliz.

– Jamás debes humillarte : esta característica es directamente inversa a la idea de amar libremente, ya que humillarse es ir en contra de nuestra ética y moral.

– No te merece quién te lastima: el amor no es sufrimiento gratuito, quien te hace daño no te ama ya que no acepta tu personalidad.

– Elimina toda forma de auto castigo. Debes recuperar tu dignidad como persona!

Reporte y Audios Gratis. Los primeros pasos para superar la violencia emocional  en la pareja. Haz clic aquí

Si Tú estás viviendo en violencia emocional o psicológica, estás sufriendo baja autoestima , sintiendo ese desamor potenciado por el maltrato. El maltrato visto desde fuera es atroz , pero vivido desde dentro es devastador.

* Tu autoestima  baja a niveles mínimos.

* Tiendes a interiorizar el machismo de tu pareja  y de otras figuras de autoridad.

* Puedes llegar a tener miedo, estrés, conmoción psíquica aguda, ansiedad, depresión, desorientación, incomunicación y aislamiento provocado por el continuo desamparo social.

* Vives un sentimiento de subordinación y dependencia y, además, sientes incertidumbre. Te culpabilizas: “…quizás soy yo la que no supe hacerlo”,  ”Estaba celoso, le saqué yo de quicio”… son cosas que quizás te digas.

* Estás desmotivada y tienes ausencia de esperanza, lo que se llama  visión de túnel. Piensas que tu vida esta totalmente perdida.

* Sientes que no tienes poder real interior para superar los problemas de: impotencia, indecisión, vivencia de la realidad o creación de roles alternativos.

* Se crea el “síndrome de la mujer maltratada”, que es algo parecido al síndrome de Estocolmo, donde te identificas con la figura de poder y de valor que ves; en este caso tu pareja.

* Muchas mujeres maltratadas tienen antecedentes de padres violentos, con lo cual tienden a elegir parejas violentas.

* Tienen poco o nulo margen en la toma de decisiones con lo que respecta a la vida de pareja y a la suya propia.

* Puedes padecer trastornos alimentarios severos como anorexia o bulimia. Trastornos del sueño. Irritabilidad y reacciones de indignación fuera de contexto.

* También, son frecuentes trastornos de alcoholismo y adicciones.

Entonces, además de “abrir los ojos” y “ver muy bien” que tienes que salir del círculo de violencia y probablemente cortar con esta relación donde ya el amor casi se ha desvanecido, tienes que empezar por tu auto-control y esto es fundamental.

Pon en práctica estas 3 técnicas para tu autocontrol , mientras buscas también ayuda profesional:

– Debes hacer un análisis parcializado. Cuando se trata de relaciones muy enfermizas, la mejor estrategia es concentrarse en lo malo sólo para  hacer un análisis  parcializado del vínculo.Ir parte por parte y reconocer cómo está la situación de pareja, si es posible seguir o no.

– Hablar con personas que están de nuestra parte. Debemos rodearnos de gente que nos apoye, los mejores amigos ( y algunos familiares )  son los que nos dicen lo que necesitamos oír para no volver atrás.

– Control de estímulos negativos. Hay que cortar las fuentes negativas de información y someterse a los estímulos afectivos positivos . La autodisciplina es lo opuesto a la inmadurez: fortalecerla es madurar emocionalmente y aprender a manejar los impulsos de afecto que desencadena. No puede haber adicción si hay auto-control.

Sé libre de violencia, de desamor, Valórate!!!

Maltrato emocional infantil. Reviviendo el pasado no resuelto


Tú estás viviendo violencia emocional o psicológica en tu vida en pareja, te sientes deprimida, dominada, casi sin capacidad de decidir por ti misma.., hay en Tí quizás una angustia que perdura y sumada al maltrato que ejerce tu pareja, hace estragos en tu persona. Esta angustia o tristeza muchas veces parece haber habitado en tu corazón desde siempre y hoy en día detonó con más fuerza, consecuencia de esta vida de violencia a la que te estás sometiendo.

En este artículo, Tú que cargas heridas del pasado y se reavivan en tu presente, podrás abrir los ojos y a lo mejor identificarte, y sabrás que tienes que “hacer algo” para salir de este círculo de sufrimiento.

Los trastornos emocionales,  la mayoría de éstos ,  son  la manifestación de determinadas heridas y conflictos conscientes o inconscientes , los cuales son consecuencia  de maltrato en la infancia. El maltrato no es exclusivamente físico, sino mucho más profundo y sutil como suele ser el maltrato verbal, emocional o psicológico. Psicodinámicamente hablando,  maltrato es  cualquier tipo y grado de frustración de las necesidades del niño. Las cuales podemos resumir del siguiente modo:

  1. necesidad de seguridad (protección y cuidados físicos y emocionales)
  2. necesidad de afecto (cariño, empatía, contacto físico y psíquico)
  3. necesidad de respeto (a sus sentimientos, espontaneidad y forma de ser del niño) (más…)

Nube de etiquetas