Just another WordPress.com site

Entradas etiquetadas como ‘autolesión en adultos’

Lastimarme y sangrar para aliviar el maltrato Autolesión y violencia física y psicológica

La convivencia con un maltratador , donde la violencia psicológica y física se instaló hace tiempo, pasando años incluso soportando maltratos, puede desencadenar en la mujer la autolesión como forma de “huir de ese infierno”, y conseguir ese escaso momento de alivio que logra instantes después de lesionarse.

“Después de aquella discusión, El me pegó muy fuerte en mi pierna que quedó amoratada, también me empujó contra la pared y cuando caí me levantó y me pegó en la cara. Yo intenté pegarle y agarró mi mano apretándola fuerte, casi quiebra mis huesos, y la dió contra la pared dejando mi mano roja y con mucho dolor…Lloraba de dolor y bronca, casi no podía hablar , ni gritar , ni nada…

El se fue de la casa dando un golpe a la puerta, y yo empecé a temblar de rabia y un impulso de energía muy fuerte salía de adentro de mí, se nubló mi vista y lo primero que agarré fue un cuchillo que estaba ahí en la mesa..y me corté en el brazo que empezó a sangrar mucho, y como casi no sentía mi mano que El casi me quiebra, corté un poco en la palma y no me dolió, pero sí la sangre salía sin parar y se hizo un charco de sangre en la mesa..

Minutos después de sangrar mi mente parecía “irse” de mí.., me invadió una extraña calma y dejé caer mi cabeza sobre la mesa. Al rato empezó a doler el corte de la mano…y reaccioné cuando escuché la voz de mi hijo de 8 años que me llamaba. Enseguida me levanté y envolví mi mano con un trapo y limpié como pude para que no vea la sangre…” (más…)

Sangrando,Lastimarme para huir de la violencia.Autolesión

“Miraba la sangre correr por mis brazos…, me gustaba, me asustaba, me dolía y me tranquilizaba. Tenía entonces, creo, unos 10 años cuando empecé a arrancar de mis brazos y piernas todas las cáscaras de heridas que querían sanar..pero yo no las dejaba..yo quería verme sangrar, y a pesar de los esfuerzos de mi madre: castigos, guantes, golpes, etc., yo seguía con este ritual que en el fondo me gustaba. Cuando fui adolescente ya casi no me lastimaba, tuve unos años de sangrar menos..bastante menos, quizás encontraba placer en otras cosas… , estudié, trabajé. Pasaron los años y conocí a quien fui mi marido, quedé embarazada, estaba trabajando, dejé las cosas que me gustaban y me hacían bien.., antes del año de convivencia comenzó la violencia, primero psicológica y verbal..entonces volvió a surgir ese gusto , dolor y placer juntos de verme sangrar, otra vez empecé a lastimarme, arrancar las cáscaras y volver a sangrar…, aún embarazada lo hacía ocultándolo a mi doctor , ya que lastimaba mis brazos y mi espalda..Un año después la violencia en casa creció, no pude ni sabía frenar esta violencia psicológica, entonces comenzaron los golpes, discusiones por cuestiones importantes como nuestra hijita, o triviales , por dinero (que él me sacaba de mi sueldo) por que nos dejaba solas, etc. Todas las razones llevaban a los golpes, El volvía a casa drogado y no se le podía hablar…Quería hablarle y tratar de razonar lo que nos pasaba pero era para pegar, marcarme, dejarme moretones en mis piernas, sus dedos marcados en mi cuello, por tirarme contra la pared para inmovilizarme y acercarme su cara furiosa insultándome y maltratando mi mente ya casi destruída, lastimando mi cuerpo, destrozando mi personalidad también gastada por mis propios maltratos, arruinando la mente de nuestra pequeña hija. Desde esos años, algunas veces al año lastimo mi piel y me veo sangrar y sangrar.. esa mezcla de dolor , placer y tranquilidad está dejando marcada mi piel con manchas marrones, cicatrices de heridas que vienen de un corazón y una mente atormentada desde hace más de 30 años…”

 

Audios y reportes GRATIS. los primeros pasos para salir de la violencia emocional en la pareja.Haz clic aquí.

Tú que estás viviendo en violencia emocional, psicológica y/o física en tu pareja, sufriendo maltratos mentales y físicos, quizás te sientas identificada con este artículo, ya que es probable que Tú te estés lastimando, mediante autolesiones, heridas que te provocas como otra vía de escape de esta terrible vida, como si esa descarga te tranquilizara, creando erróneamente en tu subconciente un estigma de deshago que en definitiva te hunde más en depresión, y sigue esclavizando tu vida. (más…)

Nube de etiquetas