Just another WordPress.com site

Entradas etiquetadas como ‘maltrato emocional’

ACOSO SEXUAL LABORAL Violencia encubierta

“Finales de los años 80, tenía unos 20 años cuando empezó mi trabajo en aquella empresa que crecía. Al ingresar estaba feliz y fui dominando el trabajo como recepcionista y secretaria, sin embargo mis días tranquilos y normales de trabajo se encaminaban hacia un tiempo  tortuoso, donde el acoso que empezó esporádico, se transformó en cotidiano y empezó a arruinar mi mente. Aquel gerente de la empresa, a quien todos respetábamos y se mostraba serio y con principios, se transformó para mí en un ser insoportable, maníaco, un personaje oscuro que comencé a temer cada vez que llegaba por las mañanas, cada vez que me llamaba a su oficina por alguna tarea. 

Una de esas veces que me llamó a su oficina, yo llevaba el listado completo que me había pedido, solo lo puse en su escritorio y me disponía a irme ,cuando me pidió que tomara asiento y ahí fue cuando por primera vez me dijo en forma directa que deseaba tener sexo conmigo.  Quedé paralizada por unos segundos, pero una fuerza interna salió de mí para decirle que “estaba en la empresa sólo para trabajar y no para otras cosas”. El dijo haber entendido y que la conversación y el tema se terminaban ahí. Pero esto no fue así.

Al tiempo volvió a molestarme, llegaba y se me acercaba tratando de tocarme, y muchas veces alguien pasaba por ahí (estaba en ese entonces sola en la recepción de la compañía) o justo alguien quería entrar , entonces El se alejaba.  Pero varias veces abusó con manoseos muy rápidos, y otras veces trataba de abrazarme o sentarme en sus piernas..Era tan horrible!! Siempre me levantaba rápido o lo separaba de mí como podía y quedaba muy nerviosa, y con el miedo que volviera a hacerlo. Esto pasó por largos meses, cuando me casé y quedé embarazada de mi hija dejó de molestar. Pero cada tanto intentaba algo… Nació mi segundo hijo y mi matrimonio se derrumbaba, mi ex nos abandonó a mis bebes y a mi.., poco a poco entré en una depresión que al principio se manifestaba con bajones de presión y mucha tensión. Empezaban mis ataques de pánico (pero nadie sabía en realidad lo que me pasaba..) . Me mandaban hacer estudios médicos, análisis, etc. pero terminaron medicándome y derivando a psicólogo. Estaba en crisis. Necesitaba más que nunca el trabajo para mantener a mis hijos y poder subsistir.

Y sin embargo, sufriendo tan pesada carga emocional y ya enferma..este hombre acosador, el gerente de la compañía, volvió a acosarme sexualmente, a buscar las maneras de poder tocarme. Y un día de esos, en un almuerzo de fin de año en un restaurante, El muy borracho tocó mi pierna y mi mente no pudo más y tuve mi primer ataque de pánico en medio de toda la gente y mis compañeros de trabajo, quienes dos de ellos me atendieron y pidieron ayuda, llegó una ambulancia y los paramédicos me inyectaron un fuerte ansiolítico. Yo sentía morirme en ese momento, todo se puso oscuro y no podía mover un músculo del cuerpo, quedé paralizada. De ahí en más, miles de terapias y tratamientos, medicaciones, etc.  se instalaron en mi vida..y hoy en día estoy viviendo con secuelas de ese infierno….” (más…)

Violencia psicológica extrema, la muerte y el exilio.Repetir historias de tu infancia

“Volvía yo de ver a mi primer novio (quien me ayudó mucho emocionalmente, – gracias-), eran las 20.30 hs aprox. de un día de invierno..Subí las escaleras del viejo edificio de dos pisos donde vivíamos de niños, entrando en alquel departamento de alquiler, el pasillo estaba oscuro, vi el sofá (que era mi cama cada noche) desordenado, la biblioteca vacía, ningún muñequito de porcelana de los que adornaban esa repisa , faltaban todas las cosas de mi mamá…Más allá, en el comedor sentado en un banco frente al teléfono, con la cabeza caída y balbuceando estaba mi papá…, ebrio, con un arma ( una pistola que guardaba en casa) a su lado… Todo era lúgubre, a media luz, sentía un frío en toda la casa.., silencio. Le pregunté muy nerviosa que pasó..dónde estaba mamá!!, El me contestó: Tu madre, una puta, la eché…se fue.. Me puse muy triste , El no sabía decirme dónde estaba mi mamá, tampoco estaban mis hermanitos que se habían ido con Ella… Una mezcla de miedo , bronca y angustia profunda me invadieron , quería buscar a mi mamá y mis hermanos pero no sabía adónde ir…, discutí un poco con mi padre, pero estaba borracho y armado, y aunque no me amenazó a mi sólo hablaba de venganza, de matar a mi mamá si volvía… Me puse a llorar , me sentía inútil por no sabér qué hacer, cómo ayudar..y me tiré en la cama grande del lado de mi mamá y me dormí llorando pensando en Ella y en cuándo la volvería a ver….”

Muchas pueden ser las razones por las que una mujer que sufre violencia emocional o física, aguanta por años al lado de su maltratador.  Por lo general estas mujeres no tienen a donde ir, dependen económicamente del marido, tienen bajo nivel de educación, algunas nunca trabajaron y se casaron jóvenes, otras dejaron sus trabajos al quedar embarazadas. Avanzados los años conviviendo en violencia, su autoestima casi no existe,  no tienen un objetivo personal a lograr dado que no se valorizan como personas ( también consecuencia de la baja autoestima) y ya no se arreglan, no tienen ganas de hacerlo.., sólo salen a la calle para hacer alguna compra o llevar y traer a sus hijos de la escuela , si son todavía pequeños. (más…)

Enterrada en la violencia, sin autoestima. Recupera tus valores

Existe un colectivo mental de mujeres viviendo violencia psicológica, lamentablemente esto es moneda corriente en nuestros días, tanto en la familia como fuera del hogar, en la calle, en eventos o en una simple compra de supermercado . Esto lo vivimos en todos lados personalmente,  o bien en la noticias en los medios de comunicación, y lo mas grave es que como no es tratada a tiempo termina en la fase mas grave:la violencia física, y ésta hoy en día esta “matando” a muchas mujeres.

Es fundamental erradicar la violencia en todas sus formas empezando por la pareja, el matrimonio, dado que ellos son la cabeza de la familia y por ende deben guiarla, guiar a los hijos, cuidarlos, no generarles heridas psicologicas que de adultos son mas trabajosas de erradicar.

Recuperar tu autoestima es uno de los pilares fundamentales para salir de la violencia emocional, Tu debes estar bien , valorarte y poco a poco ser libre y decidir cómo seguir con la relacion, si mejora o está igual.

La baja estima trae pensamientos de autoprivación, por ej de tener y no usar algo, de acumular, guardar y no disfrutar nada. Autoprivarte es creer que no puedes ganar nada que no tienes derecho ni permiso para ser feliz.  Entonces te pasa que:

(más…)

Violencia física y psicológica.Lesiones,golpes y miedo.Encontrando la salida

“Aquella noche me sentí tan sola, tan destruída, tan triste…Estaba con mi beba de 5 meses esperando que llegara mi marido, eran las 2 de la madrugada de un viernes. El no llegaba, no llamaba, estaba desesperada atenta a todos los ruidos del edificio, sólo se escuchó el elevador que no llegó a nuestro piso. No comprendo que me pasó en ese instante de desequilibrio, mi mente estaba en blanco, el único fin era encontrarlo…, tapé a mi beba que dormía en la cuna profundamente y salí así como estaba en pijamas…, caminé rápido por las calles medio oscuras del barrio hasta la avenida…, sabía dónde podía estar El…, me costaba caminar y respiraba entrecortado. Llegué a esa esquina al local de juegos de video.., mi marido estaba ahí. Cuando me vio salió rápido y con esa mirada de odio, me agarró del brazo y llevó rápido al departamento…, me insultó, me trató de mala madre ( ahí reaccioné y sentí mucha culpa por dejar a mi beba sola..), empezó a empujarme y pegarme, yo no era de quedarme quieta ahí, me defendía como podía, pero El era alto y de gran contextura entonces me lastimaba. El no dió ninguna explicación de por qué no venía a casa y estaba con sus amigos…, sólo me golpeaba e insultaba. Mi cara sangraba, me marcó el cuello, mis piernas estaban amoratadas y doloridas… Agarré a mi beba , la envolví en una frazada, y así como estaba corrí como pude a la comisaría , que estaba a dos cuadras, entré a denunciarlo, me dejaron esperando junto a otra mujer que sangraba con cortes en su cara y sus brazos…, después de un rato largo me atendieron , tomaron nota, dijeron que lo citarían… me llevaron a hablar con el subcomisario quien me preguntaba sobre nuestra relación y me decía que tratara de recomponer lo que pudiera, que tuviera paciencia…Tan mal me sentí esa madrugada.., tan sola, tan triste, tan lastimada , con mucho miedo, y con el desconcierto de una denuncia que parecía haber caído en el vacío….”

La vida en pareja sufriendo violencia emocional, psicológica y/o física es un tormento que reprime tu mente, destroza tu autoestima, consume tus fuerzas, deprime tus sentimientos, esclaviza tu mente por lo cual paraliza con miedo tu accionar. Tú no puedes seguir en esta forma de vida, que destruye también la autoestima de tus hijos, pues ellos aún siendo bebés graban en sus inconcientes todo este tormento, que deberá ser tratado tempranamente para que no afecte su vida de adultos.

Probablemente Tú te sientas identificada con este artículo, esta historia relatada arriba, la cual muestra que la violencia física se instaló en la pareja. Por lo cual siempre repito que la violencia emocional debe tratarse desde los inicios, desde los primeros maltratos o indicios de maltratos o controles de parte de la pareja, pues dejando pasar todo esto, sin actuar, sin poner límites, la violencia se torna más fuerte llegando a estos estados de maltratos físicos, y en muchos casos graves, con lo cual es necesaria la intervención de la justicia (que debe ser más precisa en cuanto a la protección de la mujer maltratada y sus hijos), y también requerirá atención médica y psicológica en la mayoría de casos.

Qué experimenta entonces esta mujer golpeada, maltratada, que puedes ser Tú que estás aquí ahora? (más…)

AUTOMEDICÁNDOME. Después de la violencia, daño progresivo

Despúes de haber probado todas las formas de frenar,acordar tratar de disipar la violencia emocional, psicológica o bien física en tu pareja, quizás no quede más remedio que la separación. La mayoría de las veces no se dá en buenos términos, por qué negarlo…esto es así en la mayoría de los casos.  Lo más “clásico” es una separación con violencia de diversos tipos y casi siempre dejando abandonada a la mujer con sus hijos (más triste  y difícil aún cuando hay hijos y más todavía si son pequeños).

Qué queda entonces?, una mujer sola con sus hijos, destrozada con la autoestima por el piso, y la carga de salir de esta situación lo antes posible para poder mantener a sus pequeños. En casos de mujeres que tienen un trabajo, un salario, que pueden empezar una vida nueva con sus hijos al irse a otra casa por ej, las cosas pueden resultar un poco menos complicadas en el sentido material, en lo emocional estas mujeres necesitan tratamiento urgente.  Y aquellas que dependen económicamente del hombre se encuentran totalmente desamparadas, desoladas, tristes, y si no tienen familia adonde recurrir para irse con sus hijos, deben refugiarse en los albergues para madres que suelen tener las ciudades de diversos países (claro , no existen en todos, y sabe Dios el destino de estas pobres madres…).

Los hechos , y las estadísticas, demuestran que la gran mayoría de las mujeres maltratadas que iniciaron terapia al tiempo la abandonan…, en los casos de mujeres que ya están separadas de su marido violento, dejan la terapia y el control de la medicación ( si es que fueron medicadas por psiquiatras )  y siguen tomando por su cuenta tranquilizantes o ansiolíticos, caen en la automedicación, la cual puede perdurar años, y en consecuencia derivar en una adicción grande y costosa de superar.., claro que sí se puede superar, pero para esto es necesario la predisposición de la mujer y el darse cuenta de que debe poner un límite en este tipo de “sobrevida mediante pastillas tranquilizantes”, debe reconocer que “puede” salir por si misma de toda depresión y que puede afrontar la vida que le toca vivir sin medicación.  Comenzar un tratamiento para lograr esta meta y seguirlo sin abandonar.

Aquí tenemos un relato de caso real, donde podemos escuchar que este tema es casi “una tortura mental” para la mujer que se vuelve adicta a los fármacos , tomándolos como muletas para caminar en la vida cotidiana.

ERRADICANDO LA VIOLENCIA EMOCIONAL, PSICOLÓGICA Y FÍSICA EN LA PAREJA Y LA FAMILIA.

Te invito a visitar: http://superalaviolenciaemocional.com/blog/

Violencia emocional y física. Un extraño en mi bañera….

Con la boca amarga y seca
Que el peligro esta tan cerca
Y mis ojos siempre alerta
Nunca sabes lo que piensa.
Sus miradas se lo cuentas
Le descubren le delatan
Y mis manos temblorosas
Van buscando cualquier cosa.
Hay un extraño aquí en mi casa
No es el mismo que yo ame
Es otro loco que anda suelto
Y ya me veo mañana en primera plana.
Hay un extraño en mi bañera
Con alcohol entre sus venas
Y no me atrevo ni a toser
Que el último morado aun sigue marcado.
La verdad no te conozco
Nunca se por donde vienes
Al principio era distinto
No había más que vinotinto.
Y con el pasar del tiempo
Hoy pasa, pasa de todo
Y es mejor no estar tan cerca
Por si acaso le entra el moro…..

La violencia emocional. Derribando la pared…

Que hoy estés pasando por situaciones de violencia psicológica, no te inhabilita para utilizar los trucos y técnicas que te explico para salir de este errado camino.

Tú estás capacitada para superar estas situaciones y convertirlas, en la medida de lo posible, en exitosas y traer el arreglo a la relación. Todo esto depende de poner en práctica las diferentes opciones apenas comienza la confrontación.

Hoy quiero contarte dos cosas , una de ellas es  que EL SILENCIO TIENE PODER. En una charla tensa es muy importante ese momento de silencio emocionante que se siente e la habitación mientras El no sabe qué responder a una pregunta directa y piensa… Cuando no te contesta empiezas a sentir esa incomodidad y te tienta romper ese silencio, pero NO LO HAGAS, RESISTE.  Que esta incomodidad silenciosa cumpla su misión.

Quizás así logres que El te responda positivamente con una alternativa ó dándote datos sobre lo que en realidad siente muy dentro suyo.  Al responder de esta manera El se están involucrando en solucionar el problema también. Tú necesitas este tipo de respuesta. No aflojes.

La segunda cuestión es que casi siempre en casos de violencia psicológica, nuestras parejas levantan “una pared” entre los dos. Asi que debes replantear las tácticas de El. Tienes que ver cómo vas a “derribar esa pared”.

El se posiciona en los extremos ” es así o nada”, o te pone plazos de tiempo, entonces ver qué hacer para saltar esa pared.

Juan:  mira, ya no puedo seguir pagando ese curso que haces, te hubieras buscado algo más económico o gratis, además no sé si vas a sacarle provecho después. (más…)

Nube de etiquetas