Just another WordPress.com site

Entradas etiquetadas como ‘salir de la discusion’

Sangrando,Lastimarme para huir de la violencia.Autolesión

“Miraba la sangre correr por mis brazos…, me gustaba, me asustaba, me dolía y me tranquilizaba. Tenía entonces, creo, unos 10 años cuando empecé a arrancar de mis brazos y piernas todas las cáscaras de heridas que querían sanar..pero yo no las dejaba..yo quería verme sangrar, y a pesar de los esfuerzos de mi madre: castigos, guantes, golpes, etc., yo seguía con este ritual que en el fondo me gustaba. Cuando fui adolescente ya casi no me lastimaba, tuve unos años de sangrar menos..bastante menos, quizás encontraba placer en otras cosas… , estudié, trabajé. Pasaron los años y conocí a quien fui mi marido, quedé embarazada, estaba trabajando, dejé las cosas que me gustaban y me hacían bien.., antes del año de convivencia comenzó la violencia, primero psicológica y verbal..entonces volvió a surgir ese gusto , dolor y placer juntos de verme sangrar, otra vez empecé a lastimarme, arrancar las cáscaras y volver a sangrar…, aún embarazada lo hacía ocultándolo a mi doctor , ya que lastimaba mis brazos y mi espalda..Un año después la violencia en casa creció, no pude ni sabía frenar esta violencia psicológica, entonces comenzaron los golpes, discusiones por cuestiones importantes como nuestra hijita, o triviales , por dinero (que él me sacaba de mi sueldo) por que nos dejaba solas, etc. Todas las razones llevaban a los golpes, El volvía a casa drogado y no se le podía hablar…Quería hablarle y tratar de razonar lo que nos pasaba pero era para pegar, marcarme, dejarme moretones en mis piernas, sus dedos marcados en mi cuello, por tirarme contra la pared para inmovilizarme y acercarme su cara furiosa insultándome y maltratando mi mente ya casi destruída, lastimando mi cuerpo, destrozando mi personalidad también gastada por mis propios maltratos, arruinando la mente de nuestra pequeña hija. Desde esos años, algunas veces al año lastimo mi piel y me veo sangrar y sangrar.. esa mezcla de dolor , placer y tranquilidad está dejando marcada mi piel con manchas marrones, cicatrices de heridas que vienen de un corazón y una mente atormentada desde hace más de 30 años…”

 

Audios y reportes GRATIS. los primeros pasos para salir de la violencia emocional en la pareja.Haz clic aquí.

Tú que estás viviendo en violencia emocional, psicológica y/o física en tu pareja, sufriendo maltratos mentales y físicos, quizás te sientas identificada con este artículo, ya que es probable que Tú te estés lastimando, mediante autolesiones, heridas que te provocas como otra vía de escape de esta terrible vida, como si esa descarga te tranquilizara, creando erróneamente en tu subconciente un estigma de deshago que en definitiva te hunde más en depresión, y sigue esclavizando tu vida. (más…)

AMENAZA DE ATAQUE INMINENTE.ESPERANDO LOS GOLPES.VIOLENCIA EMOCIONAL Y FÍSICA

Tú estás viviendo en violencia, con violencia, temblando y taladrando tu mente con temores , temores que desgraciadamente se vuelven reales en tu hogar, cuando El llega a la casa, horas después de que llega a la casa, quizás cuando casi se están por dormir…, Tú estás con la incertidumbre de ese ” ahora se levanta y me pega” ” me va a gritar de nuevo..tengo miedo que me pegue fuerte” ” Dios que no me viole..”. Este horror de pensamientos que se suceden por tu mente casi en forma continua desde que está por llegar a la casa, cuando entra y todo el tiempo que está en ella, te están destruyendo.

Todos estos pensamientos de temor, los padecimientos en el cuerpo, ese miedo hecho síntomas en tu cuerpo: temblores, taquicardia, dificultad para respirar, nudos en el estómago, hormigueo en pies y manos, mareos, sobresaltos, etc, etc, un montón de síntomas van sucediendo en tu cuerpo mientras estás “como esperando esa golpiza”.., mientras todas tus células, tus órganos se van enfermando poco a poco, tu mente parece estallar en pedazos, mientras pasan las horas rogando a Dios que El se vaya a trabajar o lo que sea…

En las mujeres abusadas, la amenaza de un ataque y el hecho de que ocurra acarrean un intenso miedo al dolor, al daño físico y a la muerte. La primera agresión graba una impronta de temor que destruye la confianza y la seguridad física, y al percibirse los futuros ataques como imprevisibles e inevitables, se crea un clima de riesgo continuo , de temor y angustia. Y a tal punto este temor es tan avasallador que en algunas mujeres se transforma “en una especie de alivio” cuando saben que la agresión está por comenzar o que ya ha comenzado, por qué? porque para ellas termina la tortura de “esperar que llegue ese momento de agresión” y aguantan porque saben que después el otro se calma. (más…)

La violencia como medio para el abuso sexual. Actuar a tiempo…

Viviendo en situación de maltrato y violencia en diversos órdenes, terminamos desvalorizando nuestro ser , casi perdiendo nuestra propia identidad (y en casos extremos: perdiendo la identidad ). Por eso es necesario tomar la situación desde el inicio de la violencia emocional para detectar, razonar y aplicar algunas técnicas para salir de la misma y recuperar la autonomía en la pareja, o bien en casos complejos , tomar otras acciones necesarias relacionadas con la justicia para desvincular.

El abuso sexual forma parte de la violencia emocional o psicológica instalada, dado que socavando día a día tu persona, el otro llega a la manipulación de tu mente y esta manipulación te somete físicamente, y en este punto quizás te pase que hasta te tomes como normal estos abusos porque Tú entraste en la pérdida de identidad, por lo que te dejas, pero en realidad sin sentir nada. O sea, en las parejas estables o matrimonios este abuso sexual cae en la categoría de “algo normal” , como una pieza que conforma a la pareja.

Este comportamiento es muy dañino por el acto de abuso en si mismo, como también por la consecuencia de embarazos no deseados y , en muchos casos, abortos inducidos u obligados por el marido o pareja. Las mujeres abusadas se vuelven dependientes y sugestionables y tienen dificultades para tomar decisiones por sí mismas. (más…)

Arañando en el abismo de la violencia.Entre la costumbre y el miedo

Girando en círculos dentro de la violencia emocional, psicológica y tal vez física que estás viviendo, y si ya ha pasado bastante tiempo, sientes una “confusión mental” donde tu auto estima está ausente, casi no puedes decidir nada. Debes abrir los ojos! despierta!…si es que realmente quieres salir de la violencia, si sientes dentro de Tí esa fuerza que asoma desde tu ser más profundo queriendo salir…

Digo “si realmente quieres salir..” por qué? por ahí escuchamos muchas veces decir “Ella no quiere salir de esa casa, Ella está cómoda a pesar de que la maltrata…etc…” .Lógicamente pensaremos que si esto es así esta mujer “esta enferma” , ya que es enfermo tolerar maltrato y dominación de parte del otro…, sin embargo hay casos de  mujeres que se quedan ahí, y si!… parece extraño pero pasa en muchos casos. Que pasa? Esta zona de violencia se transforma con el tiempo en “zona de comodidad”, lamentablemente se vuelve como algo natural y este raro proceso la paraliza en el lugar del maltrato por años, y quizás pasen 10 , 15 o 20 años recibiendo violencia, menosprecios, manejos, etc. de parte de sus parejas.

Las relaciones destructivas activan patrones de dependencia muy parecidos a las adicciones, y esto hace más difícil todavía el manejo de la salud emocional, psicológica y física de estas mujeres, y a pesar que la mujer suele darse de cuenta que está mal, no logra dejar la relación y siempre suele encontrar justificaciones, aunque sean absurdas, para seguir con la relación.

Si te sientes identificada en estas relaciones destructivas y realmente quieres despertar y comenzar a salir de la violencia:

  1. No te tengas lástima: no te culpes por cosas que hiciste o dejaste de hacer, y pasó todo eso. Tampoco permitas que el otro te acuse o te haga sentir mal con recuerdos de fracasos u errores del pasado. no te angusties, Tú puedes cambiar tu vida!
  2. No te dejes llevar sólo por sentimientos negativos:  Tú misma gritate Basta ya! , ignora los pensamientos y recuerdos negativos o tristes, identifícalos  y sácalos de tu mente, no permitas que te limiten.
  3. Aprende y Anímate a decir NO:  haz esto poco a poco (más en casos de violencia instalada) , dilo tranquila y naturalmente. No tienes obligación de hacer algo que te lastime o te dañe física o mentalmente, como tampoco estás obligada a estar con alguien que te maltrate.
POR LA ERRADICACION DE LA VIOLENCIA EMOCIONAL, PSICOLÓGICA Y FÍSICA EN LA PAREJA, LA FAMILIA Y LAS SOCIEDADES.

Violencia emocional y física. Un extraño en mi bañera….

Con la boca amarga y seca
Que el peligro esta tan cerca
Y mis ojos siempre alerta
Nunca sabes lo que piensa.
Sus miradas se lo cuentas
Le descubren le delatan
Y mis manos temblorosas
Van buscando cualquier cosa.
Hay un extraño aquí en mi casa
No es el mismo que yo ame
Es otro loco que anda suelto
Y ya me veo mañana en primera plana.
Hay un extraño en mi bañera
Con alcohol entre sus venas
Y no me atrevo ni a toser
Que el último morado aun sigue marcado.
La verdad no te conozco
Nunca se por donde vienes
Al principio era distinto
No había más que vinotinto.
Y con el pasar del tiempo
Hoy pasa, pasa de todo
Y es mejor no estar tan cerca
Por si acaso le entra el moro…..

Maltrato,violencia emocional y Adicción. Los fármacos como muleta para vivir

“La violencia emocional, verbal y al tiempo física nos enfermó a mis hijos y a mi.  Un mes después de ser abandonada con una niña de 3 años y un bebé de 2 meses, empecé a sentir mi cuerpo caer, mi mente arrollada y cansada, mi presión bajaba al punto de desmayarme, pero tenía que trabajar para mantener a mis hijos , sola. Un día en la oficina mis manos empezaron a temblar, sentía no poder respirar, casi no podía moverme, el miedo invadió todo mi cuerpo… comenzaban mis ataques de pánico…, llegaron médicos de emergencias me medicaron con tranquilizantes y me mandaron a mi casa. Casi no podía tenerme en pie, el miedo estaba asomando cada día más,y tenía que ocuparme de mis hijos pequeños.. Estaba muy triste, tratando de encontrar, en vano, a mi marido que se había ido. La violencia psicológica y física era “enfermedad” crónica en nuestras vidas. Al poco tiempo me mandaron a terapia, y como no mejoraba al psiquiatra. Me medicaron: fluoxetina y clonazepam , medicaciones que se instalaron en mi vida de hace veinte años atrás.  Terapias, trabajo, mi hijos, divorcio,  pedir ropa usada para mis hijos y para mi porque no me alcanzaba mi salario…, el regreso violento de aquel marido que estaba sumido en las drogas y quería volver por la fuerza, amenazaba con matarme, llevarse a los chicos, etc etc… una vida de sobresaltos y angustia sin fin.  Tiempo después cambiaron mi medicación fluoxetina por citalopram, y seguía con el ansiolítico…, la única de manera de poder salir a la calle, trabajar , ocuparme de mis hijos, era medicada. Llegué a tomar dobles  dosis de las que me recetaban…, aún dejando la terapia yo seguí automedicándome, seguí y sigo hoy en día tomando dosis de clonazepam…, a pesar de hacer tantas terapias, grupos, etc. siento que es lo que me mantiene en pie para seguir con mis obligaciones…, esa ansiedad me supera, estoy atada a estas pastillas….a veces creo que de por vida…”

“Estoy cansado de ser lo que tu quieres que sea,   Sintiéndome sin fe Perdido bajo la superficie,  No sé qué estás esperando de mí,   Puesto bajo la presión De caminar en tus zapatos,   [Atrapado en la resaca Solo atrapado en la resaca] Cada paso que doy es otro error para ti..” (Numb-LinkinPark)

La depresión, la ansiedad, el aislamiento social, la violencia sexual en la infancia así como la baja autoestima, son factores asociados tanto a la bulimia, como al consumo de alcohol y tranquilizantes en las mujeres sufriendo violencia emocional, verbal y física.   Influyen factores familiares y sociales, como la falta de atención de los padres en la infancia, falta de cuidado de seguridad y confianza. Esto, que por lo general se repite en forma inconciente en la vida adulta, y se suma a esas formas “tradicionales” (aún vigentes) de actuar de una mujer:  ser abnegada, humdilde, vivir para el otro/s,  como así también  vivir en situación de pobreza, ser madre soltera,  o bien pasar por un divorcio; confluyen volviendo a la mujer vulnerable, insegura, muchas veces cayendo en el consumo como muleta para sobrevivir. (más…)

Fin del Amor y violencia emocional que duele. Justificando el maltrato

Muchas veces, y después de un tiempo prolongado,  la pareja entra en “falta de amor y compresión” quizá  en forma pacífica, y se deben fijar las pautas para dejar de buscar excusas y tomar las decisión más sana que quizás sea la separación.  Pero en las parejas donde se instaló la violencia psicológica o emocional ( y más aún la física ), un exhaustivo tratamiento para calmar la violencia y poder salir de esta situación, es fundamental.

Tú verás  cómo distorsionamos la realidad y nos autoengañamos, lo que nos lleva a rebajarnos, lastimar nuestra autoestima y valores internos. Existen dos puntos importantes por los cuales seguimos en esta situación de autoengaño:

1. Excusar o justificar el escaso o nulo amor recibido

2. Minimizar los defectos de la relación o de la pareja

– La reciprocidad en el amor es necesaria para vivir el amor como una realidad alegre y feliz.

– Jamás debes humillarte : esta característica es directamente inversa a la idea de amar libremente, ya que humillarse es ir en contra de nuestra ética y moral.

– No te merece quién te lastima: el amor no es sufrimiento gratuito, quien te hace daño no te ama ya que no acepta tu personalidad.

– Elimina toda forma de auto castigo. Debes recuperar tu dignidad como persona!

Reporte y Audios Gratis. Los primeros pasos para superar la violencia emocional  en la pareja. Haz clic aquí

Si Tú estás viviendo en violencia emocional o psicológica, estás sufriendo baja autoestima , sintiendo ese desamor potenciado por el maltrato. El maltrato visto desde fuera es atroz , pero vivido desde dentro es devastador.

Entonces, además de “abrir los ojos” y “ver muy bien” que tienes que salir del círculo de violencia y probablemente cortar con esta relación donde ya el amor casi se ha desvanecido, tienes que empezar por tu auto-control y esto es fundamental.

MAS INFO Y DETALLES DE ESTE ARTÍCULO VISITAhttp://superalaviolenciaemocional.com/blog

Fin del amor y violencia psicológica. Justificando el maltrato

En ocasiones, la pareja entra en “falta de amor y compresión” en forma, digamos pacífica, y se deben fijar las pautas para dejar de buscar excusas y tomar las decisión más sana que quizás sea la separación.  En las parejas donde se instaló la violencia psicológica o emocional ( y más aún la física ), un exhaustivo tratamiento para calmar la violencia y poder salir de esta situación, es fundamental.

En este artículo veremos cómo distorsionamos la realidad y nos autoengañamos, lo que nos lleva a rebajarnos, lastimar nuestra autoestima y valores internos. Veamos entonces dos puntos importantes por los cuales seguimos en esta situación de autoengaño:

1. Excusar o justificar el escaso o nulo amor recibido: es difícil aceptar que ya no nos quieren con las mismas ganas, no  solamente por placer de sentirse amado, sino por la autoestima implicada en este sentimiento. Cuando la persona que amamos nos quiere a medias, la sensación que nos queda es más de conformismo que de alegría. Algunas formas habituales de pensar o decir  ( o sea de auto-engaño ):

a. Me quiere pero no se da cuenta

b. Los problemas psicológicos que tiene le impiden amarme

c. Esa es su manera de amar

d. Me quiere, pero tiene problemas externos

Estas creencias afectan  nuestra autoestima y distorsionan directamente  nuestra calidad de vida. Nosotras merecemos ser amadas, felices y sentirnos completas con el amor que recibimos.

2. Minimizar los defectos de la relación o de la parejaLas mujeres apegadas tienden a reducir los defectos de la pareja al mínimo, para hacer más llevadera la relación y disminuir los riesgos de ruptura. El apego amplifica las virtudes y encoge los defectos según convenga. Aquí algunas formas de pensar ( auto-engaño):

a. Nadie es perfecto, hay parejas peores

b. No es tan grave

c. Creo que todavía está enamorado de mí

d. Todavía me llama, pregunta por mí

e. Todavía tenemos relaciones

Estas creencias afectan y distorsionan nuestra realidad y nos hace vivir en algo irreal , lo que puede hacer caer la autoestima, nuestra autoeficacia y la posibilidad de avanzar.

El principio de auto-respeto y de la dignidad personal

El apego o exigencia afectiva hace que seamos capaces de atentar contra la propia dignidad personal.  Hay realidades que  distorsionan nuestra forma de ver el amor y de amar, pero es imprescindible tener en cuenta que:

– La reciprocidad en el amor es necesaria para vivir el amor como una realidad alegre y feliz.

– Jamás debes humillarte : esta característica es directamente inversa a la idea de amar libremente, ya que humillarse es ir en contra de nuestra ética y moral.

– No te merece quién te lastima: el amor no es sufrimiento gratuito, quien te hace daño no te ama ya que no acepta tu personalidad.

– Elimina toda forma de auto castigo. Debes recuperar tu dignidad como persona!

Reporte y Audios Gratis. Los primeros pasos para superar la violencia emocional  en la pareja. Haz clic aquí

Si Tú estás viviendo en violencia emocional o psicológica, estás sufriendo baja autoestima , sintiendo ese desamor potenciado por el maltrato. El maltrato visto desde fuera es atroz , pero vivido desde dentro es devastador.

* Tu autoestima  baja a niveles mínimos.

* Tiendes a interiorizar el machismo de tu pareja  y de otras figuras de autoridad.

* Puedes llegar a tener miedo, estrés, conmoción psíquica aguda, ansiedad, depresión, desorientación, incomunicación y aislamiento provocado por el continuo desamparo social.

* Vives un sentimiento de subordinación y dependencia y, además, sientes incertidumbre. Te culpabilizas: “…quizás soy yo la que no supe hacerlo”,  ”Estaba celoso, le saqué yo de quicio”… son cosas que quizás te digas.

* Estás desmotivada y tienes ausencia de esperanza, lo que se llama  visión de túnel. Piensas que tu vida esta totalmente perdida.

* Sientes que no tienes poder real interior para superar los problemas de: impotencia, indecisión, vivencia de la realidad o creación de roles alternativos.

* Se crea el “síndrome de la mujer maltratada”, que es algo parecido al síndrome de Estocolmo, donde te identificas con la figura de poder y de valor que ves; en este caso tu pareja.

* Muchas mujeres maltratadas tienen antecedentes de padres violentos, con lo cual tienden a elegir parejas violentas.

* Tienen poco o nulo margen en la toma de decisiones con lo que respecta a la vida de pareja y a la suya propia.

* Puedes padecer trastornos alimentarios severos como anorexia o bulimia. Trastornos del sueño. Irritabilidad y reacciones de indignación fuera de contexto.

* También, son frecuentes trastornos de alcoholismo y adicciones.

Entonces, además de “abrir los ojos” y “ver muy bien” que tienes que salir del círculo de violencia y probablemente cortar con esta relación donde ya el amor casi se ha desvanecido, tienes que empezar por tu auto-control y esto es fundamental.

Pon en práctica estas 3 técnicas para tu autocontrol , mientras buscas también ayuda profesional:

– Debes hacer un análisis parcializado. Cuando se trata de relaciones muy enfermizas, la mejor estrategia es concentrarse en lo malo sólo para  hacer un análisis  parcializado del vínculo.Ir parte por parte y reconocer cómo está la situación de pareja, si es posible seguir o no.

– Hablar con personas que están de nuestra parte. Debemos rodearnos de gente que nos apoye, los mejores amigos ( y algunos familiares )  son los que nos dicen lo que necesitamos oír para no volver atrás.

– Control de estímulos negativos. Hay que cortar las fuentes negativas de información y someterse a los estímulos afectivos positivos . La autodisciplina es lo opuesto a la inmadurez: fortalecerla es madurar emocionalmente y aprender a manejar los impulsos de afecto que desencadena. No puede haber adicción si hay auto-control.

Sé libre de violencia, de desamor, Valórate!!!

Maltrato emocional infantil. Reviviendo el pasado no resuelto


Tú estás viviendo violencia emocional o psicológica en tu vida en pareja, te sientes deprimida, dominada, casi sin capacidad de decidir por ti misma.., hay en Tí quizás una angustia que perdura y sumada al maltrato que ejerce tu pareja, hace estragos en tu persona. Esta angustia o tristeza muchas veces parece haber habitado en tu corazón desde siempre y hoy en día detonó con más fuerza, consecuencia de esta vida de violencia a la que te estás sometiendo.

En este artículo, Tú que cargas heridas del pasado y se reavivan en tu presente, podrás abrir los ojos y a lo mejor identificarte, y sabrás que tienes que “hacer algo” para salir de este círculo de sufrimiento.

Los trastornos emocionales,  la mayoría de éstos ,  son  la manifestación de determinadas heridas y conflictos conscientes o inconscientes , los cuales son consecuencia  de maltrato en la infancia. El maltrato no es exclusivamente físico, sino mucho más profundo y sutil como suele ser el maltrato verbal, emocional o psicológico. Psicodinámicamente hablando,  maltrato es  cualquier tipo y grado de frustración de las necesidades del niño. Las cuales podemos resumir del siguiente modo:

  1. necesidad de seguridad (protección y cuidados físicos y emocionales)
  2. necesidad de afecto (cariño, empatía, contacto físico y psíquico)
  3. necesidad de respeto (a sus sentimientos, espontaneidad y forma de ser del niño) (más…)

Noviazgos violentos. Enamoramiento y maltrato emocional

Tú debes “ver” si se está gestando la violencia, o si tu pareja es violenta o tiene tendencia a ser violenta desde el noviazgo .  Tú puedes prevenir una violencia mayor y salir desde el inicio, para luego decidir si seguir o cortar con el vínculo.

Aquí tratamos cómo superar la violencia emocional o psicólogica desde el inicio, desde sus primeros síntomas, el primer control, la primera mirada agresiva, el primer sarcasmo o menosprecio, o bien el primer empujón: aquí una pequeña muestra de “poner la mano encima para lastimar” ya está preanunciando la violencia física de que podrías ser víctima. (más…)

Nube de etiquetas