Just another WordPress.com site

Entradas etiquetadas como ‘violencia física’

Lastimarme y sangrar para aliviar el maltrato Autolesión y violencia física y psicológica

La convivencia con un maltratador , donde la violencia psicológica y física se instaló hace tiempo, pasando años incluso soportando maltratos, puede desencadenar en la mujer la autolesión como forma de “huir de ese infierno”, y conseguir ese escaso momento de alivio que logra instantes después de lesionarse.

“Después de aquella discusión, El me pegó muy fuerte en mi pierna que quedó amoratada, también me empujó contra la pared y cuando caí me levantó y me pegó en la cara. Yo intenté pegarle y agarró mi mano apretándola fuerte, casi quiebra mis huesos, y la dió contra la pared dejando mi mano roja y con mucho dolor…Lloraba de dolor y bronca, casi no podía hablar , ni gritar , ni nada…

El se fue de la casa dando un golpe a la puerta, y yo empecé a temblar de rabia y un impulso de energía muy fuerte salía de adentro de mí, se nubló mi vista y lo primero que agarré fue un cuchillo que estaba ahí en la mesa..y me corté en el brazo que empezó a sangrar mucho, y como casi no sentía mi mano que El casi me quiebra, corté un poco en la palma y no me dolió, pero sí la sangre salía sin parar y se hizo un charco de sangre en la mesa..

Minutos después de sangrar mi mente parecía “irse” de mí.., me invadió una extraña calma y dejé caer mi cabeza sobre la mesa. Al rato empezó a doler el corte de la mano…y reaccioné cuando escuché la voz de mi hijo de 8 años que me llamaba. Enseguida me levanté y envolví mi mano con un trapo y limpié como pude para que no vea la sangre…” (más…)

CORTARME,DESTROZANDO MI CUERPO Y MI VIDA. La autolesión como escape de la violencia

“Tenía una quemadura en mi brazo, cuando saqué apurada una bandeja del horno. Ya casi tenía cicatrizada esa lastimadura que ocupaba una franja ancha de mi antebrazo. Estaba ansiosa, con miedo y sobresalto porque estaba por llegar El a casa. Mi vida ya era un infierno, era su esclava y mi mente era una lápida blanca y fría por espaciados momentos…

Esa noche llegó violento , dijo estar cansado y que había cocinado una porquería, empezó a empujarme, cuando intentaba levantarme me pateaba, asi me pegó hasta dejarme moretones en mis piernas, lastimó mi cara y dolió mucho ese golpe en mi brazo quemado.

Cuando se durmió, empecé a llorar , a tensionarme, a retorcer mis músculos del cuerpo, mi mente de pronto se nubló y arranqué de a pedazos las cáscaras de la quemadura, dolía mucho, sangraba, sangraba tanto..miraba correr la sangre y un éxtasis de dolor y alivio a la vez, aflojó mis músculos tensos, secó mis lágrimas, calmó el miedo, mientras yo seguía lastimándome más profundo y seguí sangrando por un largo rato…

No era la primera vez que me lastimaba, lo hacía desde que empezó a maltratarme, y empecé en mi pubertad donde en esa oscura casa mis padres peleaban, rompían, gritaban, lloraban… Hace unos años volví a cortarme, arrancar mis cáscaras y estoy marcada. Me siento prisionera de mi pareja y no sé cómo salir, sólo me voy cuando veo mis heridas sangrar, mi mente vuela a otro lugar, no sé donde, sólo sé que duele y tranquiliza a la vez..”

AUDIOS Y REPORTE GRATIS.Los primeros pasos para superar la violencia emocional.Haz clic aquí

Como podemos encontrar en el relato citado, de una mujer maltratada en su pareja de años de convivencia, la autolesión es uno de los comportamientos que tienen estas mujeres , como una forma de huir de esa violencia psicológica y física. Otra forma de “sacar afuera” el dolor y la impotencia que sienten frente a sus maltratadores. (más…)

Nube de etiquetas