Just another WordPress.com site

Archivo para diciembre, 2011

Lastimarme y sangrar para aliviar el maltrato Autolesión y violencia física y psicológica

La convivencia con un maltratador , donde la violencia psicológica y física se instaló hace tiempo, pasando años incluso soportando maltratos, puede desencadenar en la mujer la autolesión como forma de “huir de ese infierno”, y conseguir ese escaso momento de alivio que logra instantes después de lesionarse.

“Después de aquella discusión, El me pegó muy fuerte en mi pierna que quedó amoratada, también me empujó contra la pared y cuando caí me levantó y me pegó en la cara. Yo intenté pegarle y agarró mi mano apretándola fuerte, casi quiebra mis huesos, y la dió contra la pared dejando mi mano roja y con mucho dolor…Lloraba de dolor y bronca, casi no podía hablar , ni gritar , ni nada…

El se fue de la casa dando un golpe a la puerta, y yo empecé a temblar de rabia y un impulso de energía muy fuerte salía de adentro de mí, se nubló mi vista y lo primero que agarré fue un cuchillo que estaba ahí en la mesa..y me corté en el brazo que empezó a sangrar mucho, y como casi no sentía mi mano que El casi me quiebra, corté un poco en la palma y no me dolió, pero sí la sangre salía sin parar y se hizo un charco de sangre en la mesa..

Minutos después de sangrar mi mente parecía “irse” de mí.., me invadió una extraña calma y dejé caer mi cabeza sobre la mesa. Al rato empezó a doler el corte de la mano…y reaccioné cuando escuché la voz de mi hijo de 8 años que me llamaba. Enseguida me levanté y envolví mi mano con un trapo y limpié como pude para que no vea la sangre…” (más…)

Anuncios

Nube de etiquetas