Just another WordPress.com site

Archivo para la Categoría "autoestima"

ACOSO SEXUAL LABORAL Violencia encubierta

“Finales de los años 80, tenía unos 20 años cuando empezó mi trabajo en aquella empresa que crecía. Al ingresar estaba feliz y fui dominando el trabajo como recepcionista y secretaria, sin embargo mis días tranquilos y normales de trabajo se encaminaban hacia un tiempo  tortuoso, donde el acoso que empezó esporádico, se transformó en cotidiano y empezó a arruinar mi mente. Aquel gerente de la empresa, a quien todos respetábamos y se mostraba serio y con principios, se transformó para mí en un ser insoportable, maníaco, un personaje oscuro que comencé a temer cada vez que llegaba por las mañanas, cada vez que me llamaba a su oficina por alguna tarea. 

Una de esas veces que me llamó a su oficina, yo llevaba el listado completo que me había pedido, solo lo puse en su escritorio y me disponía a irme ,cuando me pidió que tomara asiento y ahí fue cuando por primera vez me dijo en forma directa que deseaba tener sexo conmigo.  Quedé paralizada por unos segundos, pero una fuerza interna salió de mí para decirle que “estaba en la empresa sólo para trabajar y no para otras cosas”. El dijo haber entendido y que la conversación y el tema se terminaban ahí. Pero esto no fue así.

Al tiempo volvió a molestarme, llegaba y se me acercaba tratando de tocarme, y muchas veces alguien pasaba por ahí (estaba en ese entonces sola en la recepción de la compañía) o justo alguien quería entrar , entonces El se alejaba.  Pero varias veces abusó con manoseos muy rápidos, y otras veces trataba de abrazarme o sentarme en sus piernas..Era tan horrible!! Siempre me levantaba rápido o lo separaba de mí como podía y quedaba muy nerviosa, y con el miedo que volviera a hacerlo. Esto pasó por largos meses, cuando me casé y quedé embarazada de mi hija dejó de molestar. Pero cada tanto intentaba algo… Nació mi segundo hijo y mi matrimonio se derrumbaba, mi ex nos abandonó a mis bebes y a mi.., poco a poco entré en una depresión que al principio se manifestaba con bajones de presión y mucha tensión. Empezaban mis ataques de pánico (pero nadie sabía en realidad lo que me pasaba..) . Me mandaban hacer estudios médicos, análisis, etc. pero terminaron medicándome y derivando a psicólogo. Estaba en crisis. Necesitaba más que nunca el trabajo para mantener a mis hijos y poder subsistir.

Y sin embargo, sufriendo tan pesada carga emocional y ya enferma..este hombre acosador, el gerente de la compañía, volvió a acosarme sexualmente, a buscar las maneras de poder tocarme. Y un día de esos, en un almuerzo de fin de año en un restaurante, El muy borracho tocó mi pierna y mi mente no pudo más y tuve mi primer ataque de pánico en medio de toda la gente y mis compañeros de trabajo, quienes dos de ellos me atendieron y pidieron ayuda, llegó una ambulancia y los paramédicos me inyectaron un fuerte ansiolítico. Yo sentía morirme en ese momento, todo se puso oscuro y no podía mover un músculo del cuerpo, quedé paralizada. De ahí en más, miles de terapias y tratamientos, medicaciones, etc.  se instalaron en mi vida..y hoy en día estoy viviendo con secuelas de ese infierno….” (más…)

Anuncios

SER LIBRE DE VIOLENCIA.BASTA DE SOPORTAR!!

SALIR DEL CÍRCULO DE VIOLENCIA. LA IRA Y EL MIEDO COMO MEDIOS PARA RECUPERAR TU CONTROL

Viviendo en un torbellino de violencia psicológica y física , instalada de hace tiempo en tu pareja ,es un hecho que algún momento “el tomar conciencia” te haga “dar cuenta” de todo lo positivo que has dejado de lado en tu vida, canjeándolo por maltratos y oscuridad.

Esto conlleva a que afloren emociones encontradas, tales como la ira o el temor, que muchas veces producen un torbellino de energía que te expulsa hacia afuera del círculo de violencia en tu pareja. Claro que en este nuevo camino que se nos abre, podemos ir y venir, querer salir y luego dar algunos pasos para atrás, pero sería normal en una mujer conviviendo “por años” con un abusador.

Pero también estos sentimientos y emociones que son fuertes, como la ira y el miedo, producen cambios radicales que podrían llevarte por el camino errado, donde no te controlas y hasta puedes llegar a estar en el límite, a un paso de cometer un homicidio, o bien dejando tu mente “en blanco” y pudiendo terminar con la vida de tu abusador.

AUDIOS Y REPORTE GRATIS.LIBRE. Los primeros pasos para salir de la violencia en la pareja. Haz clic aquí.

Entonces debe haber un equilibrio, y una condición importante: saber encauzar estas emociones como fuerzas positivas que te lleven camino fuera de la espiral de violencia, y asimismo funcionen combinadas en pos de lograr la separación de tu pareja maltratadora.

“Esa noche ,como miles que había vivido, El estaba pateándome después de tirarme al piso, sentía dolor y miedo, pero en unos segundos ese miedo de transformó en temblores en mis brazos , mis músculos se tensionaban cada vez más, hasta que el odio hacia El se apoderó de mí.., me levanté como pude y agarré fuerte una tijera que estaba en la mesa y me tiré encima de El…


Creo que llegué a lastimarlo en su brazo, pero no lo recuerdo bien, sólo recuerdo que me tomó fuerte de mis brazos y me empujó para atrás gritándome. Pues yo grité más fuerte amenazando con matarlo si me seguía pegando..
El salió de la casa insultádome y amenazando con matarme la próxima vez que lo tocara…
Esa vez, caí sentada , exhausta , en el piso, y sentí una especie de pseudo alegría , como un triste y a la vez orgulloso sentimiento de victoria momentánea…” (más…)

Madres golpeadas por sus hijos.Violencia emocional y física.Romper el círculo

Tú que estás viviendo violencia en tu hogar, quizás hace un tiempo también estés padeciendo el maltrato de tus propios hijos.  Desgraciadamente este tema , podríamos decir que no es de público conocimiento, está tapado por vergüenza o por esperanzas de cambio en muchos casos.

 “Pablo, mi hijo de 16 años, había salido esa noche con sus amigos a un baile. Yo me sentía angustiada porque hacía tiempo que no volvía a casa en horarios que yo le decía, y también ha faltado varios días en casa. Ahora tenía miedo que volviera a pasar…

Antes de salir de casa , y ante mis recomendaciones de cuidado y horarios, me insultó, gritó, y se fue diciendo que lo dejara tranquilo, y que volvería tarde…se alejó de mí como tantas veces.

A la mañana siguiente no había llegado a casa, pasó todo el día y no tenía noticias de El, me sentía muy nerviosa y con temor que le hubiera pasado algo. Llegó por la noche, entró golpeando la puerta, le pregunté como estaba y me empujó diciendo que me callara, sus ojos estaban rojos rastro de que había consumido alguna sustancia. Me asomé a la puerta de su habitación para ofrecerle de cenar , y El saltó de la cama y me tomó del cuello apretándome fuerte con su mirada perdida, insultándome y diciendo que lo deje solo porque si volvía me pegaba una trompada. 

Soy una mamá golpeada, mi hijo Pablo es violento conmigo y ya no sé qué hacer, cuando esto empezó lo llevé a terapia unos años, cuando creció y se hizo adolescente se fue de mis manos, se la pasaba en la calle y volvía ebrio , hasta que un día llegó drogado. Me pegó varias veces. Hoy en día no sé cómo hacer para llevarlo conmigo a una rehabilitación….” (más…)

Ansiedad, miedo. Controlar tu vida, caminos para la sanación

“Ese día, hace diez años atrás, estábamos invitados a un almuerzo de fin de año en la oficina. Habían reservado un salón mediano en un lindo hotel, en un tercer piso.

Días antes en mi mente corrían imágenes de cómo sería este lugar, si tendría ventanas, si sería muy grande o pequeño, cómo llegaría hasta allí, si subiríamos por ascensor, etc, miles de imágenes y todas terminaban mal, con un ataque de ansiedad, todo se volvía gris, y trataba de escapar corriendo.

Cuando llegó el día, era obligado asistir, yo estaba medicada meses atrás, sin embargo desde la mañana tomé varios tés de hierbas para tranquilizarme, y cercana la hora de partir ingerí el doble de medicación ansiolítica. Me sentía con mi cabeza aturdida y con sueño.Sin embargo al llegar al hotel para el almuerzo , mi corazón comenzó a palpitar, me respiración se entrecortaba y una sensación de susto me atrapó al entrar.

Tomé otra pastilla, con excusas esquivé el ascensor y subí por las escaleras, cuando un compañero se adelantó y quedé sola, bajé rápido hasta la planta baja y me puse a hacer algunos ejercicios de respiración, mientras se acercaban a mí empleados del hotel preguntándome si estaba bien.

Después de unos minutos, diez tal vez, me  había parecido un siglo que estaba por ahí parada o caminando, disimulando mi miedo, mi malestar; y ya casi con pocos reflejos y reacción, subí por las escaleras hasta el salón donde todos ya estaban comenzando a almorzar…

Me sentía torpe, respondía como autómata a las preguntas de compañeros y jefes que deseaban saber cómo estaba.., así pasó este almuerzo donde a pesar de estar casi adormecida por la medicación, una sensación de alerta y nerviosismo me acompañó durante todo ese almuerzo, que lejos de disfrutarlo, lo viví como un martirio interminable…”

Todas la personas podemos decir que sabemos lo que es sentirse preocupado, nervioso o asustado. Estas serían molestias circunstanciales normalmente, sin embargo llegan a incapacitar a la persona cuando se transforman en crónicas, y pueden impedir hacer lo que uno quiere en realidad.

Existen algunas corrientes que dicen que la ansiedad generalizada, el pánico, se presenta como una enfermedad psicológica sin curación total, hablando de sólo mantenerla controlada, ya que , cuando se logra superar y volver a tener una vida normal, los síntomas pueden volver a surgir ante una situación de tensión tiempo después. (más…)

VOLVER A LA VIDA. Del infierno de la violencia,camino al paraíso

El camino

Dices sí a tu proyecto y lo interrumpes con un “pero”.
Esta pequeña palabra es frecuentemente, toda la distancia
que separa a un logro de un fracaso, pues significa que
verdaderamente no deseas lo que dices querer. Y que hay algo más que tu deseas, realmente.
Cuando quieres, pero no deseas, una parte de ti, quiere una cosa y otra parte de ti, quiere otra, entonces, pregúntate:
“¿De qué lado está mi corazón, de qué lado están mis mezquinos razonamientos, mis miedos y mis dudas?” Si una de esas dos elecciones pone más amor, alegría, creatividad en tu vida, es ahí que se encuentra tu riqueza.
En este espacio, comenzamos a transitar el sendero hacia los logros verdaderos, veremos cómo y con qué medios salir y ser nosotros mismos, cómo ser felices como somos, en familia o  como cada uno elija vivir sin dañar al otro.
Ahora, Libres de Violencia, Retomamos el control de nuestras vidas, del infierno al paraíso…………
También iremos viendo opciones, otras técnicas, terapias diversas, donde podremos encontrar otras formas de controlar, aminorar , y también vencer los estados alterados de nuestras emociones, resultado de haber sido violentados , maltratados o bien haber sufrido algún acontecimiento fuerte que marcó nuestras vidas..
Audios y Reporte GRATIS.LIBRE. Los primeros pasos para superar la violencia emocional en la pareja. Haz clic aquí.

La ira y el miedo como puentes para salir de la violencia emocional.Recuperando el control

Para Tí que estás conviviendo en un clima de violencia en tu hogar, sea violencia emocional, psicológica o física, tal como dijimos en el artículo anterior es necesario ese “clic” en tu mente lastimada, es necesario que “tomes conciencia de los cambios, como también si es posible, de los motivos de esos cambios” en tu vida, a partir de la violencia doméstica que comenzaste a vivir.

Como dijimos esto puede generar emociones fuertes, la cuales podrían estar dominadas por la ira y el miedo.

En muchos casos, estos sentimientos en la mujer maltratada le permiten impulsarse hacia afuera del círculo de violencia,  y paso a paso liberarse de una relación donde no hay posibilidades de acuerdo alguno.  Vuelvo a insistir en este punto, en que es fundamental detectar la violencia emocional desde los inicios, los primeros síntomas o demostraciones de maltrato , para poner límites y pactar, o bien terminar la relación antes de que se torne violenta en mayor grado.

Sin embargo hay que entender que incrementar la conciencia, si bien nos impulsa mayormente a reconocernos a nosotras mismas y valorarnos, también se puede avanzar y luego retroceder dentro de la espiral de violencia , estando así por largo tiempo quizás hasta que la mujer encare un cambio “activo”.

(más…)

Nube de etiquetas