Just another WordPress.com site

Archivo para octubre, 2010

Maltrato emocional cotidiano. Tratando con un obstinado

La violencia psicológica, el maltrato emocional, dicen los profesionales, son consecuencia de miedos y baja autoestima generada en la infancia. Así dicen que los violentos o golpeadores llevan el estigma del maltrato de su padre o madre , o bien repiten lo que vieron y escucharon de su padre maltratando a su madre.

Esto es cierto y entonces el golpeador necesita tratamiento, y yo diría que alejado de su mujer por un tiempo o con un familiar viviendo con ellos para evitar el maltrato o como testigo en caso de riesgo.     Pero te digo y repito que la violencia emocional puede y debe ser frenada antes de que pase a mayores.

Si pones atención a las técnicas que te explico en mis artículos, puedes empezar a controlar estas situaciones y sentir los cambios en el ambiente mismo.

Tú puedes ser flexible, pero El es muy obstinado, Mientras Tú quieres atacar el problema entre ambos, El puede atacarte a tí: (más…)

La violencia emocional. Salir desde el inicio.

Mira bien pues la violencia emocional está arraigada en la población en general. Existe tanto en las parejas como en los trabajos, la gente que camina por la calle , en un supermercado, un shopping, y por supuesto no olvidemos en los estadios de fútbol.

Lamentablemente cuesta mucho escuchar y ser escuchado, y nosotros aquí tenemos que comenzar a dar paso por paso para destrabarnos de la violencia psicológica en la pareja, que es donde estamos abocados.  Si pones en práctica mis sencillas técnicas podrás empezar a dar los primeros pasos para cambiar la situación poco a poco, o en caso de ser insalvable, salir de la misma. (más…)

La violencia psicológica y la libertad

Sin duda, la violencia o maltrato psicológico es dañiño y es “silencioso”, ya que no se escucha, sólo lo escucha quien lo vive y en su interior miles de voces escucha gritar en su contra, se “taladra” su cabeza casi sin descanso y se pisotea su autoestima hasta llegar a punto muerto.

Es triste saber que existe , desde tantos centenares de años atrás, tanto maltrato en los humanos, y en estos casos contra la mujer como objeto , ya que así fue considerada en todos los ámbitos , especialmente en el hogar donde se suponía “era su obligación estar”.

Esta violencia muy generalmente es acompañada por violencia física = golpes, patadas, trompadas, etc etc y un montón de formas inexplicables y terribles de dejar marcas físicas. Y aquí te digo que si te encuentras en situación de peligro, urgente, recurras a la policía en primer lugar , pero te recomiendo por propia experiencia que despues vayas a un juzgado ya que ahí será donde más te brindarán ayuda, porque por desgracia la policía dá muchas oportunidades a los violentos domésticos. (más…)

NOS MALTRATAMOS. Recuperar la Autoestima, un desafío.

Somos adictos, somos codependientes , esta adicción da mucha angustia y dolor, y se trata de concentrar toda la energía en una sola persona.

Cuando no hemos sido reconocidos de niños, al ser adultos generalmente somos codependientes, y así sin darnos cuenta nos volvemos adictos a la aprobación de los demás.

“Somos aquello en lo que creemos” – Gilbert Cherteston –

Muchas personas no hemos sido valorados cuando fuimos niños y quizá no fuimos contenidos ni se generó fe en nosotros cuando fuimos adolescentes, entonces estos nos condiciona en nuestra vida adulta. (más…)

AUTOESTIMA. Una puerta de salida de la violencia.

¿Qué te hace pensar que no puedes quererte? SI PUEDES!!, y Puedes dejar la dependencia emocional, Eliminar la dependencia”del otro” como plataforma para tu vida.

Si lees claramente y pones en práctica lo aprendido, lograrás tu independencia y recuperar tu autoestima, tu verdadero ser!.

” la autoestima no se dá, se adquiere” (Nathaniel Branden)

Cuando te maltrataron y te descalificaron por mucho tiempo, es muy probable que sigas ejerciendo el matrato sobre ti mismo.  Automaltratarse continúa la violencia que ejercieron contra uno y es una forma de autoboicot, así lo más probable es que pienses frases como “no me merezco….”, “es mi obligación hacer….”, “no puedo hacer…” “debería haber hecho…”  etc etc.

Así vives disconforme, no sabés lo que te gusta, lo que te enoja, tu mente casi no sabe distinguir, por esto tienes que controlar tu mente con palabras de valoración y superación. (más…)

Maltrato emocional. Recurre a la astucia

Sabemos que hay varios tipos de violencia, la emocional, sutil y a veces casi imperceptible, suele dejar profundas huellas en nuestro subconciente.

Te recomiendo apliques estos puntos que te serán de ayuda y guía en los momentos difíciles donde comienza la violencia en forma de discusión, menosprecios, insultos, etc.

Clara estaba sentada cosiendo una remera de su marido cuando El entró a la habitación y con mal tono le dijo: ” todavía no me arreglaste esa remera? no te das cuenta que la necesito?” (entrada al maltrato), Ella empieza a sentir inquietud y responde “la estoy cosiendo”.. (entrada en el miedo) (más…)

Violencia Psicológica. Romper el círculo.

Si pones atención y aprendes estas técnicas, hoy vas a iniciar el camino de vuelta a recuperar tu autoestima y no permitir que sigan lastimándote emocionalmente.

Aplicando esta técnica de persuasión y “negociación” con el oponente (sea tu pareja u otro adulto ) lograrás sentirte más liviana y a experimentar tranquilidad mental, y por consiguiente tranquilidad física.

Tal como  nos dice William Ury , en su libro Supere el No:

“ Si lo malo de todo esto es que usted está contribuyendo al círculo vicioso de la acción y la reacción, lo bueno es que ese círculo se puede romper en cualquier momento, en forma unilateral. ¿Cómo? NO REACCIONANDO…”

Este texto nos dice que entonces debemos “cambiar el juego” tratando de “negociar una posible solución”.

Esto me tocó vivir en una de las tantas discusiones con mi ex marido maltratador, cuando en una ocasión , faltaba dinero de mi sueldo destinado a pagar el alquiler mensual del departamento, entonces El negaba haber tocado ese dinero y empezó a agredir con insultos (obviamente para evadir el tema , porque El había tomado ese dinero como otras veces..) , entonces dejé de reaccionar, tranquilicé mi mente lo más que pude, casi no hablaba sólo lo escuchaba, hasta que El empezó a bajar la voz, hablar más pausado y hasta a preguntarme qué pasaba. No entendía por qué yo de pronto decía frases como “ yo entiendo lo que me estás diciendo pero..” ó “ entiendo que te pongas nervioso pero tenemos que ser sinceros..” etc.

Cómo fue? Aplicando estos pasos:

1. Mirar de lejos

Mira como si fueras una tercera persona en un teatro o cine mirando la escena de esta  pareja discutiendo.

Observa y piensa cómo harías para salir de esta situación.

2. Recuperar el equilibrio mental

Respira profundo por tu nariz , retiene el aire cinco segundos, suelta por la boca

Lentamente. Repite sin cesar hasta que sientas tu corazón latir tranquilo y tus

Músculos lo más relajados que puedas.

3. Ponte de su lado

Quizá te suene loco, pero es una estrategia importante ya que “desarma al oponente”

Con frases como “a ver explícame bien a ver si te entiendo..” “ entiendo tu bronca

Pero vamos a hacer algo para solucionar esto..”

Verás como de a poco va calmando la ira, y vas entrando en conversación con el otro, y la discusión originaria desaparece.

Te propongo entonces, tomarte unos 15 minutos desde hoy, para comenzar a practicar los pasos 1 y 2 de esta técnica, y así estar “entrenada” para afrontar en algún momento la discusión como una “negociación” que llegue a buen término.

Se negocia el maltrato?..llegando a un acuerdo

Lidiar con una persona que ejerce violencia / maltrato psicológico, es una tarea ardua. Sin embargo es posible.

Debes tratar de “cambiar el juego”. Cómo? , hay algunas tácticas, que yo misma puse en práctica con mi ex marido violento (del cual te contaré más adelante),  yo pensaba que estaba “negociando” con El.  Entonces en el comienzo de una discusión , y antes de que se tornara más difícil la situación, trataba de calmarme y poner mi mente en estado tranquilo (lo más que pudiera) e imaginar rápidamente que yo era otra persona sentada en un teatro viendo ese acto del matrimonio discutiendo, mirar la situación desde afuera para volver a centrar la mente y liberarla del estres y la furia del momento.

En segundo lugar, hacía lo contrario de lo que El esperaba: en vez de seguir la discusión , me callaba y lo escuchaba tratando de aflojar los músculos de mi cara y relajar mi mirada.También cuando se iban calmando los gritos de El , agregaba bocados de palabras “dándole la razón en algunas cosas..”, ej: ” y sí en eso tenés razón..” , ” bueno entiendo que te de bronca ..tal cosa..”

Luego, en tercer lugar, la situación más calmada, “replantear la situación”, digamos trataba de que esta discusión se transformara en conversación entre los dos , participando los dos, preguntando por ej ” pero explicame por qué pensás tal cosa…”

Si la hostilidad volvía, yo seguía esforzándome para controlarme y no ponerme a discutir, y volvía a imaginar que estaba viendo desde el asiento del teatro, y hablaba con voz pausada y tranquila, siempre tratando de ponerlo de mi lado, para llegar a un acuerdo que pusiera fin a la discusión. Y muchas veces lo he logrado, El se tranquilizaba pensando que El había ganado la batalla, pero en realidad sólo hubo una negociación para llegar al fin de esta discusión.

El hecho es que se puede negociar, claro que hay que autodominar la ira, las ganas de discutir, etc, y hacer que nos ponemos del lado del oponente…, esto es tratar de llegar a un acuerdo “cambiando el juego” . La mayoría de  las veces esto es un factor sorpresa para el otro , que lo deja desarmado..ya que es prácticamente imposible seguir agrediendo a alguien que se pone de pronto de tu lado.

Cuando te encuentres en los principios de una discusión, inténtalo y me cuentas…

Violencia emocional. Volver a centrarnos.

Podemos erradicar la violencia en todas sus formas? podemos ser libres? Sí, podemos!, hay que decidirlo y comenzar por el camino del cambio. Alguno pensará que es utópico, pues no lo es, yo digo que es un tema de ser responsable con las elecciones que uno toma en la vida.

La elección de “ser libre” es una responsabilidad, libres también implica alguna obligación en algún sentido. Suena paradójico ya que ser libres hay quienes lo sienten una carga , como aquél que estuvo preso por años y , como sea, recibió alimento algo de ropa y techo para dormir, ahora es libre y se encuentra con el mundo todo para él y sin embargo debe tomar la responsabilidad de accionar correctamente para proveerse el mismo el sustento que antes tenía asegurado.

Entonces que seamos libres, libres de violencia emocional por ejemplo, implica decidir y tomar la responsabilidad de quedarnos en el camino del cambio como sea, cueste lo que cueste, ser persistentes, ya que los resultados serán para nuestro éxito, nos llevarán a levantar nuestra autoestima y volver a creer en nosotros, a creer en nuestra mente positiva que puede más que todo lo negativo que hemos vivido.

En mi  adolescencia empecé a padecer miedos irracionales (que de adulta comprendí) , mi casa era un caos de peleas casi a diario entre mis padres, mis días tenían su cuota de miedo a reprimendas de mi madre, mi vida según puedo ver ahora, era triste, me refugiaba en el estudio , la música y la escritura, y creo que ahí descargaba mis angustias como podía ya que nunca me llevaron a un terapeuta. Yo busqué como pude las formas de canalizar esas sensaciones de tristeza, miedos, etc , y en esos espacios podía ver luz y encontrar algo de tranquilidad. Hay maneras entonces de enfrentar esas formas de violencia que abrieron esas grietas en nuestras almas.

Cuando estén violentando tu mente ,con sutiles pero hirientes palabras de menosprecio y lastimando tu autoestima, respira profundo, retiene tu respiración unos segundos contando del 1 al 5, y suelta el aire lentamente…, repite esto varias veces, las necesarias hasta que sientas que tu mente se relaja, los músculos de tu cuerpo se aflojan, tu corazón late tranquilamente.., ahí cuando vuelves a tu propio ser y parece que ya no escuchas sus palabras , solo escuchas a  tu corazón. Hazlo siempre y verás cómo de a poco también calmas a ese león que te agrede.

Buscar tu centro, volver a ti, reconstruir tu autoestima.

Libres de violencia. Desatando nudos

Cómo pude librarme de la violencia y desatar nudos es un hecho en mi vida. Quizá debería comenzar por el principio, desde mi infancia, donde diversas terapias dicen que es el comienzo del camino de estas vivencias. Sin embargo voy a tratar diferentes etapas de acuerdo al tema que desarrollemos buscando de alguna manera una salida.

La violencia, en sus diversas formas, puede superarse principalmente sanando la autoestima. Aquí es donde casi todos nosotros tendemos a fallar, no le damos  importancia cuando nos invade el problema, sólo pensamos en lo mal que nos va y sólo visualizamos los momentos negativos (a veces muy difíciles, mas que negativos) y como seres humanos complejos y simples a la vez, se nos complica bastante salir adelante.

Desatar estos nudos que nos asfixian es un tema delicado, debemos ir paso a paso, el más mínimo avance cuenta, es muy importante, aunque quizás no le demos el valor y lo más probable es que sigamos mirando lo negativo.

Es fundamental tomar conciencia y darse cuenta que estamos en el camino errado, para poder comenzar a recorrer  el que nos llevará a ser libres, libres de violencia en todos sus aspectos, de leves o sutiles a las más tristes y despiadadas. Hay que tomar coraje y creer en  nuestro poder para salir adelante. A veces es difícil pero se puede.

Confieso que “fui víctima” y salí adelante , de a poco y hoy en día puedo compartir estas vivencias para mostrarte, quizás guiarte , en  diferentes etapas, con diferentes personas, con distintas técnicas, el abordaje de sanar la autoestima propia para así también ayudar a nuestros hijos a sanar heridas de haber vivido tambien ellos, momentos difíciles junto a nosotros/as.

Mi niñez la recuerdo triste, escuché constantes peleas entre mis padres y en mis primeros años tambien de mi tío. También sufrí maltrato psicológico por hacerme sentir culpable de muchas cosas  y por ser insultada, siempre presionada a hacer todo bien.., vivir con  miedo a los cachetazos o tirones de cabello por cuestiones mínimas.Sentir una melancolía continua, casi tristeza, que la recuerdo desde los 4 años aproximadamente. Ver escenas de discusiones con insultos, también golpes y caídas o roturas de algun objeto de la casa. Estar pegados con mis hermanitos en algún lugar de la habitación, pensando , inocentes, que así nos protegíamos de ese miedo.

Seguramente este fue el comienzo del tránsito por la violencia y el pisoteo de la autoestima en mi vida. Por lo general dicen los padres de la psicología que en la infancia se queda grabado a fuego la impronta de la personalidad que formaremos hasta que seamos adultos. Y tal cual, cuando tomamos conciencia, debemos trabajar en la sanación de esa niña/niño que sufrieron tanto, claro que para este momento ya estamos grandes..y hay que trabajar para sanar.

Me gustaría que puedas expresarte, compartir lo que te pasa y ayudarnos mutuamente todos.

Erradicar la violencia es en nuestro mundo una asignatura pendiente.

Nube de etiquetas